Jeanine Áñez intentó suicidarse en la cárcel de Bolivia

“La exmandataria realmente explotó”, dijo Cuéllar a la prensa en puertas del penal de mujeres. Al mismo tiempo, confirmó que Áñez “está estable” y “su vida ahora no corre peligro”.

Pese a que el suicidio es un pecado capital dentro del cristianismo y que está en la Biblia que Jeanine Áñez llevó en la mano al tomar el palacio de Gobierno en Bolivia, después de un golpe de estado, la política confesional intentó autolesionarse en la cárcel.

Así lo confirmó el ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo, en una rueda de prensa. El acontecimiento se dio en la madrugada del 20 de agosto en el Centro Penitenciario Femenino de Miraflores, en La Paz.

“La salud de la señora Jeanine Áñez es completamente estable. Lamento informar al pueblo boliviano que habría pretendido generarse una autolesión en horas de la madrugada del día de hoy [21 de agosto]. Tiene unos pequeños rasguños en uno de sus brazos, pero no hay nada de qué preocuparse”, expresó el ministro de Gobierno a la prensa.

Añadió que tras lo ocurrido se le realizaron las consultas correspondientes sobre lo sucedido.

“Ella manifiesta desconocer cuáles serían los móviles por los cuales habría intentado generarse algún tipo de lesión, sin embargo son lesiones superficiales que no han generado ningún tipo de herida considerable”, señaló.

Insólito: Vicepresidente de Surinam juega en la Concacaf con 60 años y ficha roja de la Interpol

Coaliciones, alianzas y fusiones electorales en política costarricense ◘ Cultura electoral 22

Presidente de Costa Rica arremete contra potencias en la ONU: Dijo que las Malvinas son de Argentina…

Figueres en el pregón: Demanda a su hermana y anuncia a Rodrigo Arias como candidato a diputado

Una de las abogadas de Áñez, Norka Cuéllar, expresó que lo ocurrido fue “un grito de auxilio”.

“La exmandataria realmente explotó”, dijo Cuéllar a la prensa en puertas del penal de mujeres. Al mismo tiempo, confirmó que Áñez “está estable” y “su vida ahora no corre peligro”.

Otro abogado de la expresidenta de facto, Luis Guillén, afirmó al diario Página Siete que se trata de un intento de suicidio por los supuestos “abusos permanentes a los que se ve sometida la exmandataria”, como la intención de “abrirle cada vez más procesos” y “someterla a una injusta detención preventiva”, así como el hecho de que el régimen penitenciario “no le haya dado un tratamiento adecuado”.

Añez está detenida desde marzo y pesan sobre ella dos órdenes de detención preventiva, que prolongarían su reclusión al menos hasta febrero de 2022, en espera de juicio acusada del golpe de Estado de 2019, en el cual el entonces presidente Evo Morales fue forzado a renunciar y ella se proclamó presidenta transitoria.

El 20 de agosto, la Fiscalía General de Bolivia presentó una acusación formal contra la expresidenta Jeanine Áñez (2019-2020) para juicio de responsabilidades por genocidio y pidió al Tribunal Supremo de Justicia que requiera con urgencia la autorización del parlamento para continuar el proceso.

Conferencia de prensa donde se dio el anuncio:

Con información de Sputnik y otros medios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *