Instituciones del Estado pegan grito ante recortes: “Quieren inutilizar al Estado y al Gobierno”

Los ministerios de Cultura, Juventud, Educación y Contraloría General de la República reclaman que los recortes no les permiten cumplir con sus funciones.

Contraloría

Hoy la Contraloría General de la República protestó públicamente, ante la Comisión de Asuntos Hacendarios, porque considera que los recortes a su presupuesto prácticamente la dejan en un “cierre técnico”.

Marta Acosta, la Contralora General, explicó a la Comisión de Hacendarios que los recortes lesionan seriamente las operaciones de esa entidad y ponen en riesgo su capacidad de fiscalizar el manejo de los fondos del Estado.

Salud

El ministro de Salud, Daniel Salas, emitió hoy un comunicado donde también expresa que los recortes planteados al presupuesto afectarán la atención de la pandemia y otras responsabilidades sanitarias, como la prevención de dengue y cumplimiento de la ley contra el tabaco.

Salas defendió que el presupuesto de Salud ya tiene un 10% de rebajo conforme al 2019, por lo que el presentado este año “busca cubrir los gastos de operación mínimos necesarios encomendadas por mandato”.

Cultura

Desde la semana pasada fue el Ministerio de Cultura y Juventud, que resiente la amenaza de un rebajo por ¢10.500 millones, es decir, un 22% de su ya exiguo presupuesto total, el más bajo de todas las carteras ministeriales, un 0.6% del total presupuestado para el Estado costarricense.

El caso más serio es que de ¢47.000 millones, el MCJ pasaría a ¢36.000 millones. Pero de esos 37.000, 25.000 son para salarios y pagos de Ley que el Ministerio debe cumplir, es una especie de presupuesto confiscado. Es decir, le quedaría unos ¢11.000 a la entidad para operar durante todo el año.

Eso implica desaparecer varios fondos concursables que dan empleo a trabajadores de la cultura, como los Puntos de Cultura, las Becas Taller, Iberescena y otros. Además, deja casi inutilizados varios festivales importantes, como de las Artes, el de Cine y otros.

Más detalles aquí.

Educación

Ayer fue el Ministerio de Educación, que mediante un comunicado dejó ver todas las afectaciones que implica el recorte aproximado de ¢190.000 millones que pretenden hacer algunos diputados de esa comisión legislativa.

Según el MEP, la mayor afectación se da en los programas de tecnologías de información, “precisamente en momento en que se requiere fortalecer la educación virtual”, explican. Los rebajos también alcanzan la capacitación docente y el transporte de estudiantes.

De acuerdo con lo anterior, de pasar los recortes pondrán en riesgo la continuidad del curso lectivo para el próximo año: “no solo afectarían las funciones básicas del Ministerio, si no que la reducción a la Fundación Omar Dengo dejaría sin conectividad de internet a 721.947 estudiantes en 2.120 centros educativos que están incluidos en la Red Educativa del Bicentenario, cuyo contrato está en proceso de adjudicación”, comunicó el MEP.

Y estas propuestas de recortes se dan “precisamente en tiempos donde es mandatorio utilizar nuevos modelos educativos desde una propuesta bimodal donde convivan la presencialidad y la virtualidad”, expresó la Ministra de Educación, Guiselle Cruz.

El MEP también protestó por la eliminación de recursos para la Plataforma Ministerial SABER que tiene como objetivo integrar los sistemas de información con nuevas tecnologías, para fortalecer la gestión administrativa y digitalizar la gestión educativa. También imposibilitaría la compra de equipo para los colegios técnicos, tales como: simuladores para la enseñanza en línea, simuladores de enseñanza industrial, simuladores para la enseñanza de labores agropecuarias y equipo de simulación del proceso de control de máquinas de control numérico computarizado de acuerdo con los nuevos programas de estudio.

“¿Cómo vamos a implementar los nuevos programas de estudios técnicos sin recursos para adquirir los equipos?”, pregunta la ministra Cruz.

La reducción de más de ¢6 mil millones en los recursos a transferir a las juntas de educación y administrativas afectará el pago de servicios básicos como agua, electricidad y otros de los centros educativos. Además el transporte de estudiantes.

“El rebajo de ¢8.847 millones para la reducción de las 2.000 cocineras conlleva problemas presupuestarios pues se recorta en la subpartida del presupuesto pero no se repone el monto en las transferencias a las juntas de educación y administrativa, quienes no tendrían la posibilidad de contratar a dichas cocineras”, explica el MEP.

Para que tengamos una idea, el recorte al MEP es el equivalente a 4 presupuestos totales del Ministerio de Cultura y Juventud.

Aparte de estas tres entidades, los recortes afectan a otros espacios del Estado. Según los especialistas, quienes proponen estas mociones quieren inutiliza al Estado y al Gobierno para un año precisamente electoral, una vieja estrategia que hace mucho daño pero podría réditos a partidos políticos de oposición, con un Estado errático y un Gobierno maniatado.

“Sería pleito de burro amarrado contra tigre suelto”, explican analistas. Se trata de populismo disfrazado de preocupación fiscal”, agregan.

Las mociones son impulsadas por el PLN y el PUSC, con el posible apoyo del diputado de Nueva República y del republicano Otto Roberto Vargas. Es posible que de continuar la vorágine de recortes que plantean las diputadas Silvia Hernández, Ana Lucía Delgado y Gustavo Viales, del PLN, así como María Inés Solís y Óscar Cascante, del PUSC, haya un informe de minoría de parte de Laura Guido y Nielsen Pérez, del PAC, que sería sometido a votación en el plenario.

El asunto es difícil y será, sin duda, debate nacional estos días, hoy lunes y mañana martes, cuando se voten en la Comisión de Hacendarios las mociones propuestas.

SONDEO:

¿Cuál(es) plataforma(s) de streaming tv paga usted o su familia en este momento en Costa Rica?
  • Add your answer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *