Inexactitudes de Rodrigo Chaves ◘ Voz propia

El exministro de Agricultura y Ganadería responde al candidato presidencial Rodrigo Chaves, luego de varias aseveraciones que realizó en la entrevista con el programa “Cultura electoral 22”.

Por Luis Felipe Arauz C.* OPINIÓN. En el programaCultura Electoral 22 del 7 de diciembre pasado, don Rodrigo Chaves aseguró algunas cosas que no son ciertas. Cuando una persona dice cosas que no son ciertas, hay dos posibilidades: es mentira o es equivocación. Como él mismo, en ese programa, aseguró que no miente, habremos de suponer que se trata de equivocaciones, por lo que procedo a corregir lo aseverado, brindando la información correcta.

Dijo en  ese programa que nuestros consumidores pagan el arroz más caro del mundo. No es cierto. No es ni el más caro ni el más barato. Basta con hacer una búsqueda en Internet para constatarlo. El sitio Preciosmundi.com tiene la información, y se puede constatar que el precio del arroz a nivel de supermercado en Costa Rica es menor al de países como México, El Salvador, Guatemala o Panamá, y mucho menor que en países como desarrollados como Francia, Alemania, Estados Unidos o Japón. Ciertamente, otros países tienen precios más bajos.

Se ha dicho que es más barato importar arroz de otros países, como Uruguay, y por tanto debe liberarse el precio, lo cual beneficiaría a los consumidores. Quienes argumentan eso, suponen que el precio en el supermercado sería similar al precio de importación (precio CIF) del arroz, lo cual no es cierto para ningún producto importado. Si el precio del arroz estuviera a la libre, como es el caso, por ejemplo, del frijol, habría que ponerle el mismo margen de utilidad que tienen los productos importados.

Siguiendo con el ejemplo del frijol (importamos alrededor del 80% de lo que consumimos), el precio en el supermercado es 2,8 veces mayor que el valor CIF. Si ese margen se aplicara al arroz importado, el precio en supermercado sería mucho mayor que el pagado en la actualidad con el precio regulado por ley. Con un producto con demanda inelástica, como el arroz, no hay ninguna razón para suponer que el margen de intermediación sería menor.

También llaman la atención afirmaciones de don Rodrigo, en el contexto de sus críticas a las administraciones pasadas, que dejan entrever que no conoce lo que se ha hecho en Costa Rica en algunos temas. En materia de registro de agroquímicos, la pasada administración generó un nuevo reglamento para agilizar el registro sin debilitar los aspectos ambientales. Ese decreto fue impugnado hace cuatro años ante la Sala Constitucional, la cual aún no resuelve.

Pero desde el ejecutivo el trabajo se hizo. En relación con el precio de los medicamentos, afirma don Rodrigo que en nuestro país estos son los más caros del mundo, pero omite mencionar el proyecto impulsado por el PAC para bajar el precio de las medicinas.

También menciona que no se ha hecho nada en materia de protección ambiental, cuando el país es líder mundial en materia de combate al cambio climático, y así lo reconoce el mundo entero… excepto don Rodrigo.

En materia de pobreza y desempleo, don Rodrigo habla con una ligereza pasmosa y omite decir, suponemos que por falta de información, que en todo el mundo hay una pandemia, que todas las economías han sufrido, y que los indicadores sociales y económicos de Costa Rica vienen en franca mejoría por lo hecho por esta administración en el balance entre lo sanitario y lo económico.  

Este balance requería flexibilidad en la gestión del gobierno, sin embargo, don Rodrigo, en los seis meses que fungió como ministro de Hacienda, nunca se mostró contrario al Plan Fiscal aprobado en la actual administración (pero en su intervención despotricó contra los impuestos) y, más bien, en su ortodoxia, renunció porque el presidente, para una mejor atención de la pandemia, permitió flexibilizar la regla fiscal a las municipalidades.

Don Rodrigo debería ser más cuidadoso al analizar e interpretar sus fuentes de información, no vaya a ser que en algún debate alguien lo malinterprete y le recete una dosis de “Listerine”.

*Ex ministro de Agricultura y Ganadería durante la administración de Luis Guillermo Solís, 2014-2018.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: