Idea que nació de Costa Rica se extendió a 32 países para honrar a los fallecidos por Covid-19

Fue la Fundación San Ramón Carbono Neutral que empezó a sembrar árboles in memoriam y ahora ya son 32 países que adoptaron la idea.

WhatsApp Image 2022 05 04 at 3.29.37 PM

Más de 5 millones de árboles han sido sembrados para honrar a todas las personas que murieron víctimas del virus SARS-Cov-2, producto de una idea que nació en Costa Rica y ya se extendió a 32 países en todo el mundo.

Se trata de Healing Trees, un movimiento que superó la meta propuesta, con más de cinco millones de árboles en el mundo. La idea es que estos árboles crecerán “como un símbolo de esperanza para todas las personas que atraviesan procesos de duelo”, comunicó la iniciativa.

“Juntos podemos sanar las heridas de esta época tan difícil, mientras hacemos un pequeño aporte al planeta“, expresa Healing Trees en una nueva etapa de siembra de árboles, entre el 4 y el 5 de mayo.

Según se informó, fue la Fundación San Ramón Carbono Neutral que empezó a sembrar árboles in memoriam y ahora ya son 32 países que adoptaron la idea, entre ellos México, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Argentina, Estados Unidos, Líbano, Nigeria, Uganda, Camerún, Kenia, India, Nueva Zelanda e Israel.

Ayer 4 de mayo en San Ramón se hizo una siembra simbólica para conmemorar esta fecha de duelo y renovada esperanza humana, una siembra que será replicada en todos los países que adoptaron esta actividad.

Es muy importante saber que se promueve la siembra de especies nativas y de árboles frutales para que puedan ofrecer sus frutos a las comunidades. “Luego de la siembra, el movimiento pide a cada aliado cuidar los árboles al menos por 3 años para que crezcan fuertes en honor a las vidas perdidas por esta pandemia y puedan desarrollarse adecuadamente para dar su aporte al ambiente”, explicó la organización.

“Una vez más Costa Rica es ejemplo para el mundo. Healing Trees hace un llamado a unirnos y enviar un mensaje positivo, en medio de tanto dolor que las familias han vivido al perder a sus seres queridos por COVID 19, y también nos impulsa a forjar las bases de un futuro más sostenible y resiliente para las y los ciudadanos del mundo y el planeta”, dijo el presidente Carlos Alvarado, quien estuvo presente en la actividad.

“A medida que el COVID-19 se extendió por todo el mundo, nos unió en un dolor compartido; un dolor que no elegimos. Pero hoy elegimos unirnos para vivir una esperanza compartida. Ese es el significado de este acto global de solidaridad. Es una demostración de que la fuerza puede provenir de la fragilidad”, apuntó Reeta Roy, presidenta y CEO de Mastercard Foundation.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.