Hospital de Heredia vacunó al niño con autorización del PANI y Ministerio de Salud

El infante tiene ya su primera dosis, a pesar de la oposición de sus padres.

De nada les valió montar el más bochornoso y despreciable espectáculo en un hospital del que se tenga memoria a los grupos antivacunas, porque tanto el Ministerio de Salud como el Patronato Nacional de la Infancia dieron la autorización legal al Hospital San Vicente de Paul, en Heredia, para vacunar contra Covid-19 al niño que presentaba complicaciones respiratorias.

El hospital comunicó que se fundamentan en la legalidad existente y el decreto ejecutivo 40255 del 23 de febrero de 2017, autorización al personal médico para la vacunación de menores de edad, que dice: “(…) se proceda en el caso del menor (…), así como para cualquier caso futuro, (…) realizar una valoración médica por parte de los especialistas o el personal médico a cargo del caso en cuestión, de forma que se defina si existe o no contraindicación médica para la vacunación del menor, y en caso de que no exista dicha contraindicación, asuma las potestades legales que le son conferidas mediante la legalidad existente y todo lo antes mencionado y se proceda a vacunar al menor.”

gif promo

Los padres del niño con complicaciones por asma se negaban a la vacunación del niño incitados por absurdas teorías conspiracionistas que propagan los antivacunas en redes sociales, pero en Costa Rica está tutelado el bien superior del niños, así que ningún padre puede impedir que los niños y niñas dejen de ser vacunados contra las diferentes enfermedades que existen, mucho menos si se basan en absurdos contra la ciencia moderna que han sido ampliamente refutados con certeza científica.

También el hospital se basó en el oficio PANI-OLHS-OF-00052-2022 de la oficina local Heredia Sur del Patronato Nacional de la Infancia y que señala que el hospital de Heredia “debe actuar en función de sus competencias según su criterio médico conforme lo dispuesto en los artículos 43, 46 del Código de Niñez y Adolescencia y el artículo 144 del Código de Familia”.

Además, el PANI plantea que después de investigar el caso como le permite la ley, “(…) no se identifican otros factores de vulnerabilidad que imposibiliten el retorno de la persona menor de edad con sus progenitores, que no sean el riesgo a su salud si no cuenta con la vacunación previo al egreso hospitalario, sean el alto riesgo en su salud que refieren en los informes remitidos. Por lo que reitera que el hospital en atención a su criterio médico y la legislación vigente está facultado para efectuar la vacunación previa a la salida de Mateo del centro médico en resguardo del derecho fundamental a la salud y vida”.

La defensa de los padres del niño puso un recurso de amparo ante la Sala Constitucional para evitar la vacunación, pero la misma Sala ha reiterado el poder que tienen los centros de salud para proteger el bien superior del niño.

El niño fue entregado a sus padres y vacunado con su primera dosis, pero la madre denunció mediante un video haber “pasado una tortura” y abusos violentos por parte del personal de seguridad del hospital, quienes le arrebataron -según relata en un video- a su hijo.

Ahora vendrán los procesos legales a raíz de lo sucedido, pero es claro que quieren seguir revictimizando a la madre y al niño para utilizarlos en las campañas antivacunas, alegan expresiones de redes sociales.

Sobre el autor del contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.