Gremio de periodistas reacciona contra Chaves por publicación de un correo

El periodista Álvaro Murillo envió un correo masivo a excompañeras de trabajo de Rodrigo Chaves en el Banco Mundial.

Ovidio Vargas B. La jornada de este viernes no escapa a la polémica electoral. El candidato, Rodrigo Chaves levantó un polvorín al compartir en redes sociales el pantallazo de un correo donde el periodista Álvaro Murillos solicitaba información sobre la vida del político a funcionarias del Banco Mundial.

La publicación se fue traída abajo por denuncias a la violación de conductas de la red social y a su vez, en las redes de directores y periodistas, la solidaridad para con Murillo fue patente, poniendo a Chaves en los últimos lugares de sus afectos.

En la publicación, el exministro de Hacienda señaló “En este correo a mis colegas en Indonesia, te faltaron muchas personas, incluyendo hombre (…) Yo con mucho gusto la lista completa de la oficina, nada que ocultar. Vean como anda la prensa nacional e internacional buscando basura”; como si el trabajo de la prensa creer la oficialidad y no investigar más allá.

Por ejemplo, el periodista Ernesto Rivera, director de Sinart y excompañero de Murillo en el diario La Nación, señaló:

“Amedrentar a los periodistas, publicar su número de teléfono, los correos de sus fuentes y decir que está buscando basura, cuando hace su trabajo es un ataque directo a la libertad de prensa”, apuntó Rivera.

El expresidente del Colegio de Periodistas y funcionario de la Asamblea Legislativa, Raul Silesky dio el voto de apoyo a Rivera, lo mismo que la comunicadora y gestora cultural de Club de Libros Evelyn Ugalde, quien manifestó:

“Todos los periodistas nos debemos ya plantar y decirle a este patán que no puede atentar contra la libertad de prensa. Un derecho constitucional de todo ciudadano”.

Si bien Murillo no se ha pronunciado al respecto, otros periodistas sí lo hicieron, tal es el caso de Rodolfo González, cuentista y exredactor de El Financiero, también de Grupo Nación, quien apuntó:

“No me imagino a este hombre jefeando la DIS”, a propósito de Chaves.

Comentarios de este tipo se leyeron toda la tarde en comentarios en diferentes redes, dejando ver en algunos casos temor legítimo y en otros, su posición y simpatía política.

También hubo quien dejó en evidencia la contradicción de Chaves como el periodista Allan Arroyo quién medió el debate de Columbia.

“Don Rodrigo Chaves se comprometió ayer a respetar la libertad de prensa. Hoy publicó un correo confidencial de un colega que busca información con fuentes directas”, publicó Arroyo; quién también señaló como “reprochable”, la publicación de Chaves que expone la labor de reporteo de Murillo en el que contacta a varias funcionarias del Banco Mundial a través de sus correos institucionales.

“Primero, publicar correos sin consentimiento es prohibido. Segundo, se ve muy mal en un candidato presidencial y no es buena señal. No importa cuál candidato sea. Es una amenaza a la libertad y el ejercicio de la profesión”, acotó.

‘El ofendido fui yo’

Al respecto, a través de su oficina de prensa, el candidato por el Partido Progreso Social Democrático señaló:

“Un email no dice en ningún lugar que se trata de algo confidencial. Cuando alguien envía un correo masivo a muchas personas, todas excompañeras mías, se debe suponer que me iban a informar de lo ocurrido”, apuntó.

ESCRITURA CREATIVA

El exfuncionario del Banco Mundial cuestionó que se siga indagando en las denuncias por acoso sexual, uno de sus principales lunares y tema estrella para ser atacado por sus oponentes políticos.

“En este caso el ofendido fui yo, porque siguen indagando algo totalmente aclarado y cerrado (…). Buscan escarbar sin sustento, nuevas acusaciones”, señaló.

Discrecionalidad de los datos

El artículo 24 de la Constitución Política dice “Se garantiza el derecho a la intimidad, a la libertad y al secreto de las comunicaciones. Son inviolables los documentos privados y las comunicaciones escritas, orales o de cualquier otro tipo de los habitantes de la República”.

Sobre el autor del contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.