Gobierno resalta su reforma del estado para “encauzar la transformación del país”

Con un resumen, la administración Alvarado Quesada defiende su obra fundamental en el campo de la reforma estatal.

Firma de Ley de empleo público. Foto: Julieth Méndez, Casa Presidencial.

El Gobierno del presidente Carlos Alvarado resaltó hoy haber impulsado una reforma del estado costarricense para encausar una transformación del país, ahora con “la casa ordenada”.

Proyectos que impulsó esta administración, como la reforma fiscal, la ley de empleo público, la nueva ley de contratación administrativa y reestructuraciones en varias instituciones, fueron baluartes para lograr una reforma estatal que permita ahora impulsar el desarrollo del país, defiende el Poder Ejecutivo.

Se citó, además, la transformación del INA y de JAPDEVA, el cierre de FONABE y la inversión más eficiente en obra pública.

El mandatario Alvarado destacó también que un paso trascendental cuando Costa Rica se convirtió en miembro 38 de la OCDE, “un socio estratégico fundamental para apoyar en la concepción y ejecución de políticas públicas eficientes, que encaminen al país hacia un desarrollo inclusivo y sostenible”, en palabras de Presidencia.

“Recibimos un país con serios retos, algunos que se arrastraban desde décadas atrás. Hoy podemos ver con orgullo que dejamos la casa ordenada e iniciamos un proceso de transformación responsable hacia el país que queremos y podemos ser. La siguiente administración tendrá la oportunidad de continuar con el camino de la eficiencia del sector público y otra serie de políticas en las que se prioriza las personas y su bienestar”, destacó el presidente Carlos Alvarado Quesada.

El mandatario destacó también los logros económicos de su gestión, como el crecimiento económico del 2021 que fue de 7,6%, casi el triple de lo proyectado a inicios de ese año (2,6%), y el interanual (de enero 2021 a enero 2022) fue de 9%, el más alto desde 1993. La mejoría de la economía también se ve en la reducción en 2021 del déficit primario al 0,28% del PIB -el más bajo desde el 2008- y un déficit financiero de 5,18% del PIB, el más bajo en 3 años.

Según Alvarado Quesada se encontró un país con grandes deudas históricas que fueron pagadas, un país al borde del default (quiebra fiscal) y, aunque enfrentó una dura pandemia, pudo sacarlo de ese estado para dejar las finanzas públicas estables.

“Con el fin de atender la potencial crisis económica y para hacer un uso más responsable de los fondos públicos, el Gobierno tomó medidas para reducir los gastos institucionales, recortar las pensiones de lujo y renegociar las convenciones colectivas”, defendió Presidencia.

También resaltó el impulso a la educación dual a partir de la nueva ley y la transformación del INA en una visión de dotar de recursos educativos para el empleo de las personas.

Casa Presidencial destacó que “entre el 2018 y el 2021, el país desarrolló 23 políticas públicas que tienen como eje central la atención de las necesidades de las personas, especialmente aquellas en situación de vulnerabilidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último: