Gobierno propone acciones para mayor recorte en gasto público de la historia: ¢355 mil millones

Revise las acciones que propone el Gobierno para la reactivación económica y las indicaciones del presidente Alvarado en esa dirección.

Carlos Alvarado, Presidente de la República, Conferencia de Prensa sobre acciones y atención contra el CODVID19, Costa Rica, Casa Presidencial. 27 Abril 2020. Foto: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto

Durante julio reducción del 37%

El Gobierno propone una reducción del gasto público de ¢355 mil millones, así como una serie de nuevos préstamos para renegociar deuda pública, “sin tocar programas sociales y preservando las grandes inversiones”.

Así lo planteó hoy el presidente Carlos Alvarado por medio de una cadena nacional, en la que explicó que estas dos medidas que propondrá desde mañana en la Asamblea Legislativa espera solucionar el problema fiscal por el 2020.

Según el presidente Alvarado los nuevos préstamos “permitirán cambiar deuda cara por deuda más barata y darán estabilidad en 2020”. Anunció negociaciones con el FMI para “alcanzar un acuerdo -en cuyo proceso participarán actores políticos claves- buscando estabilizar la economía, eficiencia, mantener el Estado Social de Derecho y el menor impacto sobre la población”.

“Así como en salud y en el campo social hemos tomado medidas extraordinarias, en materia económica nos corresponde también hacerlo, con la absoluta certeza de que este es un país valiente y una vez más lograremos salir adelante”, manifestó el presidente de la República.

Según el mandatario, los ingresos del Estado se reducirán este año en 1.2 millones de millones, 3.2% del PIB. Y por eso deben asumir medidas “firmes y valientes”, similares a las del “plan fiscal”. La reducción con este plan es de ¢355 mil millones, equivalente al 1% del PIB (toda la economía nacional) y será el más grande de la historia.

Alvarado informó que en el Congreso hay un proyecto para aprobar un crédito por $504 millones con el FMI que permitirán mantener la estabilidad macroeconómica del país en los años próximos, con “metas que debe tener el país en materia económica” que serán negociadas con el FMI. Pero dijo que ahora es pronto para informar esas metas y serán negociadas en adelante con los actores involucrados.

“Las opciones tienen que ver con una mezcla de reducción del gasto, mayores ingresos o eficiencias de la gestión pública”, aseveró el mandatario.

“Deberá ser un balance entre 4 objetivos: preservar la estabilidad y la economía de las finanzas públicas, generar mayor eficiencia en lo público, mantener nuestro Estado Social de Derecho y tener el menor impacto sobre la población”, agregó.

Siga la conferencia del presidente Alvarado:

Acciones de reactivación económica

Según Presidencia, estas son las principales acciones a ejecutar este año (texto integral enviado por Presidencia):

Contracción histórica del gasto público. El ministro de Hacienda presentará este lunes a la Asamblea Legislativa propuestas que reducirán el gasto público en alrededor de ¢355 mil millones, lo que equivale a 1% del tamaño de toda la economía nacional.

“Será el mayor recorte del gasto público de nuestra historia”, destacó al mandatario, explicando que esta acción bajará la presión de la deuda del país. Aclaró que se recortará en todas las materias, pero sin tocar los programas sociales y preservando las grandes inversiones.

Alvarado solicitó respetuosamente a las señoras y señores diputados el estudio y pronta aprobación de esas propuestas para reducir el gasto, incluyendo el presupuesto extraordinario.

Gestión con organismos multilaterales. En la ruta de garantizar la estabilidad económica del país y atender las obligaciones que tiene Costa Rica, el Gobierno también ha gestionado un “apoyo total” de organismos multilaterales, logrando condiciones muy favorables para refinanciar deuda que el país ya tiene.

Alvarado reiteró que estos créditos internacionales NO son deuda nueva. “Son una forma de quitar deuda cara por deuda más barata para Costa Rica. Es similar a lo que hace una persona cuando readecua sus deudas, para tener mejores tasas de interés o mejores plazos de pago”, enfatizó en su mensaje al país.

“Esta ruta económica resuelve el financiamiento del Estado y la estabilidad para el año 2020. Por eso le solicito al Congreso que, con el patriotismo que le ha caracterizado, apruebe los créditos internacionales para financiar al país”, dijo.

Negociación con el FMI. Con la reducción del gasto indicada y con el refinanciamiento de la deuda, estaría garantizada la estabilidad para el año 2020. “¿Pero cómo resolvemos la situación para el año 2021 y años por delante?”, se preguntó Alvarado.

De seguido afirmó que una vez que se logre aprobar un crédito especial por $504 millones con el FMI, se abrirá la negociación con ese organismo para contar con un acuerdo financiero, conocido como “Stand-By Arrangement” (SBA), indispensable para mantener la estabilidad económica del país en los próximos años.

Alvarado anunció que en el proceso de discusión participarán actores políticos clave como las y los diputados y distintos liderazgos políticos, para lo cual dialogará con jefes de fracción, reiterando su compromiso expuesto al Congreso el pasado 4 de mayo, de no tomar acciones que perjudiquen a la gente más pobre.

“El acuerdo deberá ser un balance entre 4 objetivos: preservar la estabilidad de la economía y las finanzas públicas, generar mayor eficiencia en lo público, mantener nuestro Estado Social de Derecho y tener el menor impacto sobre la población”, aseveró, indicando el delicado equilibrio de todas las partes que se necesita para no dejar a nadie atrás frente a la crisis.

“Buscaremos al máximo evitar nuevos impuestos o mayores cargas, sobre todo para la gente más humilde. Y si la situación causada por la pandemia nos obligase a avanzar en esa dirección, se haría repartiendo cargas entre los grupos que tienen mayor riqueza, desde una visión solidaria, y procurando, a la vez, no afectar el aparato productivo”, subrayó.

Estímulo a la producción nacional. El mandatario anunció que al final de este semestre -gracias a un arduo trabajo que está haciendo el ICE- se deberá dar un alivio en las distintas tarifas de esa institución.

“En materia de eficiencia es crítico aprobar la reforma al empleo público, hacer la contratación administrativa más rápida y más transparente, y seguir socando la faja en todo lo posible sin afectar el desarrollo”, puntualizó.

Además, aseguró que el Gobierno seguirá ejecutando el ambicioso plan de infraestructura en carreteras, puentes, escuelas, acueductos y hospitales, que genera bienestar, empleo y mayor competitividad productiva.

“El esfuerzo económico también debe ayudar a mejorar la creación de empleo”, dijo, abogando por la aprobación de reformas legislativas como la modernización del INA y la del CONESUP, la adopción de las jornadas laborales excepcionales y la protección laboral a través de la reforma a la inspección del trabajo.

El presidente Alvarado finalizó su intervención reiterando el llamado a la unidad de todos los sectores del país para hacerle frente a la pandemia, al indicar que “nos tenemos que motivar y proteger unos a otros, haciendo cada quien su parte para ayudar en esta lucha decisiva. Seguiremos mostrando carácter y mostrando la madera de la que estamos hechos”.

“Solo juntos podremos salir adelante en paz, solidaridad y democracia. Sí se puede. No aflojemos”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *