Presidencia le tuerce el brazo a quienes no quieren código QR: dará doble aforo por uso voluntario

Aunque es una aplicación voluntaria, el Gobierno logra así torcer el brazo al comercio: si desea más clientes debe cuidar más la salud de la población.

La aplicación es voluntaria por parte de los comercios que deseen aplicar el código QR en la recepción de sus clientes. El premio es obtener el doble de aforo del que tienen permitido en estos momentos.

El Gobierno se brinca así la medida cautelar del Tribunal Contencioso y Civil de Hacienda para buscar conciencia social e interés económico en los comercios donde se aglomera más la gente.

Según el Gobierno ya hay más de 2.8 millones de personas con el código QR a su disposición y que pueden usarlo cuando se les solicite. Este cantidad de personas representan un mercado amplio de personas que podrán ingresar donde gusten, pero puede prescindir de hacerlo en los comercios que no lo pidan si piensa en su salud.

Queda claro que quienes tengan el código QR tendrán acceso libre, pero quienes no lo tenga solamente podrán ingresar donde no se solicite. Es decir, básicamente no cambia mucho con las intenciones originales del Gobierno.

La medida aplica hasta el 7 de enero de 2022, luego se tomarán medidas según se resuelve en la vía judicial, después de que ese tribunal prohibió el uso del código QR hasta que resuelve un recurso en ese sentido.

Aquí le compartimos las infografías emitidas por Presidencia para hacer el anuncio:

Aumento de aforos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *