Gobierno invirtió más de ¢75.000 millones en indígenas; 310 fincas serán recuperadas

La inversión en infraestructura para las comunidades indígenas por primera vez siguió la pertinencia cultural.

Durante la administración de Carlos Alvarado Quesada fueron invertidos un total de ¢72.000 millones en los territorios indígenas, según informó el viceministro de la Presidencia Randall Otárola, encargado de los temas indígenas en este gobierno que concluye.

Según el registro oficial se invirtieron en territorios indígenas ₡33.540 millones en infraestructura; ₡18.265.698 en proyectos productivos e inversión social; ₡11.280 millones en el programa de Pago de Servicios Ambientales y ₡8.310 millones en el programa “Comunidades Conectadas”.

Pero además se implementó el Plan Nacional de Recuperación de Tierras Indígenas (RTI), donde por primera vez fueron destinados fondos para la recuperación de tierras para las comunidades originarias, en este caso ₡3.200 millones para el 2022, desde la gestión del Instituto de Desarrollo Rural (Inder).

Como parte de ese plan (RTI) se midieron 1.638 propiedades y se colocaron 208 mojones, al tiempo que se realizaron 7.777 censos y analizaron 4.983 documentos para determinar cuáles propiedades pertenecen a las comunidades indígenas.

giras educativas 2

Además de la inversión directa, destaca el esfuerzo por al fin, después de varias décadas de reclamos por parte de organizaciones no gubernamentales, cedular a las personas Ngäbes transfronterizas y darle protección de seguro social por parte del estado, así como un estatus migratorio más adecuado.

La inversión en infraestructura para las comunidades indígenas por primera vez siguió la pertinencia cultural, es decir, se construyó según las necesidades climáticas y geológicas, pero también los valores, tradiciones y costumbres de cada grupo étnico.

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), el Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA), el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), el Instituto de Desarrollo Rural (Inder), el Ministerio de Educación Pública (MEP) y el sector vivienda han desarrollado o iniciado 92 proyectos de infraestructura, con una inversión de ₡33.534 millones entre el 2018 y el 2022.

En el caso de vivienda destaca el beneficio para 1.186 familias indígenas que lograron su casa propia.

Otárola destacó también la inversión que se realizó para la protección de estos territorios por la pandemia, que incluye ayudas humanitarias a 12.637 familias.

“Esta administración no solo atendió la deuda histórica con los pueblos indígenas, sino que visibilizó sus grandes aportes como protectores de los bosques, custodios de saberes tradicionales y protectores de una riqueza cultural que supera siglos”, señaló Randall Otárola, viceministro de la Presidencia.

Sobre el autor del contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.