Garabeet o la necesidad, el prólogo de la novela histórica “Cuando la muerte no alcanza”

La novela recibió una exhaustiva edición del autor para corregir errores, pero sobre todo para ampliar sus alcances de disfrute y reflexión.

El hombre que ganó todas sus batallas, pero perdió una guerra.

Con motivo de la segunda edición, corregida y mejorada, de la novela “Cuando la muerte no alcanza”, de Debrús Jiménez, publicamos en este espacio el prólogo escrito por la novelista chileno-costarricense Tatiana Lobo Wiehoff.

Esta es una novela histórica sobre Garabeet (Garabito castellanizado), su épica humana contra la opresión de su pueblo por parte de los conquistadores Juan de Cavallón y Juan Vásquez de Coronado, pero además su encuentro con la sensibilidad y el humanismo como reacciones a la tragedia.

Está basada en una extensa investigación y busca humanizar al personaje originario y lo confronta a una realidad tan pasmosa como asombrosa.

La novela ya está disponible en Amazon, tanto en edición digital como impresa, para que usted la pueda adquirir y disfrutar en su espacio personal.

Le dejamos con el prólogo:

Garabeet o la necesidad

Tatiana Lobo Wiehoff

Cuando la muerte no alcanza, novela de Geovanny Debrús Jiménez, me recordó esos viejos romances medievales -como los temas artúricos del Grial- que  desdeñaban el documento para privilegiar los elementos fantásticos. Debrús Jiménez supedita  los hechos históricos y el dato entnográfico a su propio deseo literario, pero lo hace respetando la concretidad de la Conquista al describir el violento encuentro  entre los huetares y el invasor europeo.

El autor traza la figura del cacique Garabeet (Garabeet) sobre el perfil del héroe  arquetípico de todos los tiempos y todas las culturas.  Cómo era realmente este guerrero americano que por un tiempo logró detener el avance de las tropas españolas hacia el valle central de Costa Rica es muy difícil de concebir, cuando no imposible,  para la mentalidad contemporánea. Garabeet es emblemático,  condensa  a todos los guerreros  de la resistencia indígena silenciados en los textos oficiales. Es un símbolo de la lucha armada contra el conquistador. Son estos valores constitutivos de la identidad costarricense los que justifican la re-creación de la historia con la mirada de un testigo contemporáneo que no se enmascara ni pretende camuflarse como cronista del pasado.  

Sí, así es. La novela de Debrús Jiménez  fabula el pasado con el imaginario del presente. Epopeya cuyo lirismo le permite saltar en el tiempo con la sola gracia de su admiración por la figura del héroe nativo; y con nostalgia por un mundo armónico que  la codicia  virulenta del conquistador destruyó, desarticulando la posibilidad de su renacimiento. ..

Nostalgia del pasado precolombino, un sentimiento ajeno a la geografía  emocional de las y los costarricenses contemporáneos, para quienes el pasado ancestral  es  una tinaja de museo antes que la presencia activa de hombres y mujeres que alcanzaron una equilibrada convivencia entre individuo, sociedad y medio ambiente, estilo de vida  que no logró sobrevivir a la espada, la cruz  y el arcabuz.  Después, con el advenimiento de la república, la historia oficial borró la resistencia indígena de los textos escolares creando así la ilusión de un país que nació sin contradicciones, al punto que un cierto ex-presidente negó, ante el actual  rey de España,  la existencia de  población amerindia en Costa Rica.

Triste es decirlo pero  las  culturas autóctonas  siguen  siendo  brutalmente avasalladas   por la ansiedad eurocéntrica y los prejuicios que lo sostienen. Se oculta la realidad actual del indígena como se oculta sistemáticamente su pasado. En el imaginario colectivo costarricense “el indio” es  un excéntrico, un extranjero.  Aquí es donde surge la necesidad de voces literarias que, como la voz poética de  Geovanny Debrús Jiménez, rompan el silencio, llenen el vacío y contribuyan a desinvisibilizar las etnias excluidas  y a integrar, en la consciencia y los sentimientos, el origen violento de nuestro  mestizaje y las luchas libertarias que nos significan hasta el presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.