“Fondo de avales” pretende acceso a mejores condiciones crediticias para empresas

Gobierno presentó a la Asamblea Legislativa el proyecto de ley para la creación de un “Fondo de avales y garantías”, que permitirá a 18.000 empresas afectadas por la pandemia acceder a préstamos, a pesar de no contar con garantías para responder.

Dicho fondo que corresponde a ₡180 millones servirá de garantía para micros, pequeña, mediana y grandes empresas con afectaciones económicas por la pandemia que requieran un crédito.

Empresas que reciban el aval deberán comprometerse a mantener su nivel de empleo y además,  presentar un plan para recuperar los puestos de trabajo perdidos durante la emergencia e incluso ampliar jornadas o puestos, a cambio tendrán mejores condiciones de tasas de interés, plazos y periodos de gracia en sus créditos.

A partir de que dicha ley sea firmada estos avales estarán disponibles por un plazo de 18 meses y la garantía regirá hasta por 15 años.

El capital para lograrlo es proveniente de un crédito del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y pondrá a disposición  $3.000 millones de dólares (alrededor de 1.8 billones de colones) en préstamos.

“El fondo de avales es un elemento central de las acciones de reactivación, permitirá aliviar su flujo de caja y proteger el empleo”, explicó María del Pilar Garrido Gonzalo, ministra de Planificación Nacional y Política Económica y coordinadora del Consejo Económico del Gobierno

El sistema de avales contará con una estructura rápida y eficiente que permita emitir todos los avales y garantías en un plazo de 12 de meses y, como compromiso de las entidades financieras, estas otorgarán facilidades de créditos nuevos, ampliados o reestructurados con períodos de gracia y plazos para amortización acorde con las necesidades que cada cliente requiera.

El proyecto de ley será impulsado como prioridad en las sesiones extraordinarias de la Asamblea Legislativa. De aprobarse en agosto, se procedería a elaborar su reglamento durante este mes para que el fondo comience a funcionar aproximadamente en setiembre.

Deberan cumplir con tres requisitos: tener un negocio viable, haber sido afectado por la pandemia y a comprometerse a proteger el empleo, así como un plan para los niveles de empleo anterior a la pandemia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *