Feria Internacional del Libro en la Casa del Cuño: dos pisos llenos de libros

Melissa López-Cisneros. Apunte en su agenda: del 25 de agosto al 3 de setiembre será la edición décimo octava edición de la Feria Internacional del Libro, donde aparte de la oferta de la nave principal de ladrillo de la “Antigua Aduana”, también la “Casa del Cuño” estará repleta de libros de editores y libreros independientes pequeños.

Este año, a diferencia de los anteriores, la Casa del Cuño ocupará los dos pisos para poner locales de exhibición y venta. En el primer piso estarán las editoriales y colectivos literarios, y en la segunda planta las librerías, tanto de libros nuevos como de usados.

Editoriales como Clubdelibros, Lexus, Arlequín, Perro Azul y, por supuesto también Editorial CulturaCR, entre otras, serán parte de la oferta librera que usted podrá observar y adquirir en este espacio.

En el caso de Editorial CulturaCR este año ofrece varias novedades, como el libro didáctico “Educación ambiental y sustentabilidad” de Róger Martínez; las colecciones de cuentos “Permítame contarle” de Roy Peytrequín, “Mitos sobre hombres” de C.A. Vímez y “El diafragma de la caracola” de Sandra Canales; y los poemarios “Polvo en los bolsillos” de Esteban R. Álvarez y “Alusiones de la ciudad” de Francis González.

Además, se ofrecen otros libros de la colección como “Relatos inadecuados” de Erick Carvajal, “El Gobierno de los espíritus” de Adolfo Quesada, “Eroscopio” de Geovanny Debrús Jiménez, “Páginas para una terraza” de Griselda R. Beltrán, entre otros.

La Editorial ofrecerá además cupones de descuento, obsequios promocionales con extractos de las obras de los autores y serán los mismos autores quienes atenderán el stand durante los 10 días de la feria.

Revise en el mapa que le ofrecemos la distribución de las editoriales, librerías y colectivos:

Con el lema “Dos pisos de libros” esta feria tan diversa se consolida en la Casa del Cuño durante la feria librera más importante del país, a pesar de las molestias de los expositores porque el Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ) -desde el año pasado- ha estado cobrando un arancel por tener derecho a participar.

Este año se corrigió el ruido ambiente con la realización de actividades no literarias en la segunda planta de la Casa del Cuño. El Ministerio de Cultura además invierte todos los años unas cuantas decenas de millones en mobiliario para acompañar la feria, así como espectáculos escénicos no literarias, pero no financia el mobiliario ni las actividades literarias que producen los expositores en la Casa del Cuño (a pesar de cobrar un alquiler de uso).

A pesar de la molestia, los pequeños emprendimientos literarios participan porque no tienen alternativa, mucho menos ahora que -según delató un grupo literario en la pasada edición del FIA- hay varios espacios que han sido cerrados al libro por esta administración de Sylvie Durán, como el mismo Festival de las Artes o programas como Enamorate de tu ciudad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *