Fabricio felicita senadora que desprecia a los indígenas y se autoproclamó presidenta de Bolivia

Las expresiones de odio de Áñez contrastan con el discurso fabricista que se refiere a una mujer «que valientemente desde el primer día habló de su fe cristiana y levantó con orgullo su biblia (así, con minúscula del original)».

Aunque Fabricio Alvarado, presidente del Partido Nueva República y ex candidato presidencial de Costa Rica, la identifica como una mujer pro vida, de principios y valores, Jeanine Áñez ha dejado ver que es una persona agresiva, que insulta a los contrarios y desprecia a los indígenas.

Expresiones como «imbéciles», «asesino», «satánicos», «delincuentes», «cretinos sinvergüenzas» y otras ha puesto en su Twitter quien se autoproclamó como presidenta interina de Bolivia, ante la renuncia de Evo Morales para permitir nuevos comicios en ese país.

Como evidencia, esta joya:

Las expresiones de odio de Áñez contrastan con el discurso fabricista que se refiere a una mujer «que valientemente desde el primer día habló de su fe cristiana y levantó con orgullo su biblia (así, con minúscula del original)». Excepto, claro está, que la fe cristiana que defiende Fabricio Alvarado coincida con esos exabruptos y expresiones racistas y xenofóbicas.

El ex candidato presidencial costarricense, además, informó que en febrero de este año compartió con Áñez en el Congreso Iberoamericano de la Vida y la Familia en Panamá.

Jeanine Áñez, de negro al centro, contiguo a Fabricio Alvarado en Panamá.

Presidencia aún débil y dudosa, que muchos proclaman como un golpe de Estado, incluso estudiosos que no comulgan con el socialismo, la de Áñez ha manifestado abiertamente un desprecio hacia la whipala (bandera de las culturas indígenas de Bolivia) y la expresión de la Biblia como símbolo de poder (fundamentalismo religioso).

Solamente Brasil (gobierno de Jair Bolsonaro), Reino Unido, Guatemala y el también autoproclamado presidente Guaidó en Venezuela han reconocido oficialmente mediante Twitter al gobierno de Áñez.

Áñez no ha dado ninguna respuesta al mensaje de Facebook que le puso Fabricio Alvarado.

Hoy seguirá la tensión en Bolivia con manifestaciones populares de ambos bandos y la definición de quién es la presidenta legítima en Bolivia, mientras se convocan nuevas elecciones.

Ayer, la presidenta del Senado, presidenta constitucional en la línea de sucesión, dijo públicamente que ella no ha renunciado y quiso ingresar al Parlamento para seguir el proceso establecido por la Constitución, de manera que ella pueda tomar posesión. Sin embargo, la Policía y las Fuerzas Armadas le estaban evitando el paso para ingresar al palacio parlamentario.

Lo anterior configura, para muchos demócratas reconocidos del mundo, lo que sucede en Bolivia como un golpe de Estado confirmado.

Mientras tanto, Áñez juramentaba su gabinete, con el apoyo de las Fuerzas Armadas de Bolivia, donde algunos coroneles se han proclamado al servicio «de la fe cristiana», así como de la Policía que se manifiesta dividida en estos momentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios con Facebook