Fabricio Alvarado: ¿Ese fanatismo golpista quiere usted para Costa Rica?

El fanatismo golpista de grupos extremistas evangélicos se extiende por varios países: Estados Unidos, Bolivia y Brasil. ¿Eso es lo que espera Fabricio Alvarado para Costa Rica?

Comparta en


OPINIÓN. Hoy revisando la incursión violenta de los fanáticos bolsonaristas en instalaciones de tres poderes de la República en Brasil pensé con honda preocupación: ¿Qué tan cerca estamos de que ese tipo de eventos sucedan en Costa Rica? Me refiero a ese fanatismo golpista, anti democrático, anárquico y basado en frases como “Dios sobre todos“, como la usada por los invasores brasileños.

Ciertamente sería difícil pensarlo en nuestra coyuntura actual, porque las huestes más fanáticas del evangelismo político están identificadas con el Gobierno actual, hasta el momento y mientras la fracción de Nueva República siga siendo un brazo extendido del Gobierno en la mayoría de proyectos que se vislumbran en la Asamblea Legislativa.

Entonces recordé las veces que políticos fabricistas fanáticos como Jonathan Prendas (en su momento), David Segura (hoy diputado) y el mismo Fabricio Alvarado defendieron y se mostraron admiradores del expresidente estadounidense Donald Trump y del hoy expresidente brasileño Jair Bolsonaro. Al igual que con Nayib Bukele, son varias las manifestaciones a favor de ellos de parte de estos políticos que tienen hoy un partido confesional, abiertamente religioso y evangélico neopentecostal.

Fanatismo golpista se manifiesta tres veces

Y no exagero, los tres grandes líderes que admiran, siguen y defienden los fabricistas (Nueva República) son Trump, Bolsonaro y Bukele. Los hechos así lo dejan muy claro y ahora no podrán quitarse por conveniencia, las pruebas abundan.

Tanto los acólitos extremistas de Trump como los de Bolsonaro intentaron y lograron invadir recintos de la democracia de Estados Unidos y Brasil, el Capitolio y hoy los brasileños ocuparon fracciones del Congreso, el Palacio Presidencial y la Corte Suprema de Justicia. Es decir, con toda claridad han manifestado sus ardientes deseos de imponer “la palabra de Dios sobre todos“, aunque sea con la agresión, la imposición, la violencia y el odio hacia lo que se manifieste diferente o contrario, como los mismísimos valores democráticos, donde la mayoría manda y donde hay una institucionalidad que respalda esa democracia.

Sume a estos dos casos el golpe de estado que propinó en Bolivia Jeannine Áñez al expresidente Evo Morales, electo democráticamente. Áñez era una persona con quien Fabricio Alvarado compartió en foros internacionales de grupos evangélicos, hay fotos que así lo atestiguan. Pero además, Alvarado defendió el actuar de la golpista en el caso boliviano y luego calló profundamente, cuando el pueblo volvió a decidir lo mismo y nombró por amplísima mayoría a Luis Arce, un aliado de Evo Morales y del mismo partidos político (MAS). Y, más silencio, cuando la misma Áñez hoy enfrenta causas judiciales en ese país por los actos golpistas.

El fanatismo golpista de los evangélicos.
Jeanine Áñez, conocida de Fabricio Alvado, fue golpista en Bolivia con Biblia en mano, hoy está en la cárcel.

¿Es lo mismo que quieren para Costa Rica?

¡Es muy grave! Este asunto no es cosa menor en ninguna circunstancia. Por esa razón hoy, tanto en Twitter, como en Facebook, hice varias preguntas y un llamado urgente, porque es ya URGENTE que los costarricenses conozcan bien realmente qué piensan los fabricistas de Nueva República y qué va a decir su líder Fabricio Alvarado sobre estos reiterados atentados a la democracia de quienes ellos consideran líderes admirables a seguir. Mis expresiones en redes sociales:

Consultas sociales

► ¿Será que Fabricio Alvarado se manifiesta por el daño que fanáticos de #Bolsonaro hacen en 3 poderes de la República de #Brasil, pidiendo un golpe de estado como fascistas? Esperamos esa manifestación sobre el daño que provoca su amigo y defendido Jair Bolsonaro.

► También esperaría una manifestación sobre los delitos que su amiga Jeannine Áñez enfrenta en Bolivia por su golpe de estado, asunto por el que ha guardado silencio. ¿Será que diputados como Jonathan Acuña, Antonio Ortega o Eli Feinzaig le preguntan al respecto?

► Porque es muy importante que él como líder y diputado de un partido confesional y abiertamente pro trumpista y pro bolsonarista diga si sus intenciones en Costa Rica son las mismas que estos políticos en Brasil y EE.UU., cuyas mentiras y fanatismo provocan graves daños a la institucionalidad y la democracia.

► Esta invitación se extiende al diputado puntarenense David Segura, fanático bolsonarista y trumpista en redes sociales, quien ya ha manifestado su admiración por las forma de actuar de esos nefastos líderes de la ultraderecha conservadora.

BOLETÍN GRATUITO:


Estamos avisados y esperamos las respuestas, según corresponda. Costa Rica merece saber y estar muy clara con respecto a las verdaderas intenciones detrás de quienes elige para ser representada. El silencio solamente nos dirá que se ocultan, huyen y aceptan la amenaza que pueden representar para la democracia e institucionalidad costarricense.

Relacionado:

Comparta en