‘Extensión de jornadas laborales’ divide al PAC y genera serias dudas

“Aprobaron un texto sustitutivo que mantiene graves condiciones laborales especialmente para mujeres”, expresó Vega Rodríguez.

Juana es salonera en un restaurante de San José y trabaja durante la semana jornadas extendidas, porque no tiene de otra, es eso o perder su trabajo. “Hay días que se trabajan 12 horas y otros 6 horas, según sea el día, los fines de semanas son muchas horas”, indica. Ella trabaja sin seguro y por horas, porque no tiene otra oportunidad, así que no reclama.

Esa situación que hoy se realiza al margen de la ley podría ser legal o, al menos creerse legal (legitimarse), si pasa el proyecto de ley para extender jornadas, según los opositores a este proyecto.

Mientras la Comisión de la Mujer, así como la Comisión Política, del Partido Acción Ciudadana ya manifestaron su desacuerdo con el proyecto de ley que pretende extender las jornadas laborales hasta 12 horas, en la fracción legislativa las fuerzas están divididas. El Gobierno apoya la iniciativa como una medida para generar empleo.

Mientras las diputadas oficialistas Nielsen Pérez y Laura Guido defienden que esa afectación se evita mediante mociones que refuercen la inspección laboral y obliguen a que esa extensión de jornadas sea excepcional, los legisladores Paola Vega y Welmer Ramos se oponen al proyecto porque consideran insuficientes esas medidas para proteger a los y las trabajadores.

En la Comisión de Asuntos Hacendarios, donde participan Guido y Pérez, se tramita el expediente que hoy fue dictaminado.

“En este expediente se han incorporado gracias al trabajo de la diputada Pérez Pérez y del Ministerio de Trabajo una serie de garantías que cuidan las condiciones para las personas trabajadoras y que dichas garantías tienen que ser resguardadas con el avance conjunto también del expediente de fortalecimiento de la inspección laboral”, defendió la diputada Laura Guido en un video publicado recientemente por la fracción del partido.

“He tenido a cargo el estudio de ese proyecto y queda absolutamente claro que las jornadas excepciones son estrictamente excepcionales, no pueden ser nunca la norma ni la regla”, expresó por su parte Nielsen Pérez. Según la legisladora no son todos los sectores que podrían acogerse a las jornadas extendidas, sino solamente a los que “cuenten con criterios y estudios especializados de que no hay una afectación para las personas”.

Sin embargo, la credibilidad de la inspección laboral del Ministerio de Trabajo está en entredicho y quienes se oponen a este proyecto plantean que, en situaciones de necesidad como las actuales, los trabajadores tendrán que someterse al imperio del empleador si desea mantener su trabajo; un portillo que abrirá esta ley.

Las diputadas Pérez y Guido defienden que mediante varias mociones que ellas proponen se busca así lograr que ese proyecto tenga esas condiciones. No obstante, ni las mociones han sido aprobadas, ni la Comisión de Asuntos Hacendarios aprobó tampoco otras mociones que interpuso su compañera de partido, Paola Vega.

“Aprobaron un texto sustitutivo que mantiene graves condiciones laborales especialmente para mujeres”, expresó Vega Rodríguez.

Mariachis y evangélicos quisieron revivir pesca de arrastre pero su idea no prosperó en el Congreso

En EE.UU. usan ‘objeción de conciencia’ por motivos religiosos para no vacunarse

La fabulosa celebración del Bicentenario en San José: Videos y fotos

Fabricio Alvarado quiere explotar gas natural y oro: “Es momento de aprovechar los recursos naturales”

Entre los problemas de fondo que Paola Vega denuncia están que “mantiene jornadas de 12 horas nocturnas a salario ordinario, deja a voluntad del patrono la disposición de servicios de cuido para mujeres (antes era obligatorio), no garantiza la voluntareidad en la aceptación de las jornadas excepcionales, no establece los casos excepcionales en los que aplicarían las jornadas excepcionales”, entre otros criterios.

Este tema fue uno que planteó diferencias entre los precandidatos en la Convención del PAC, donde la tendencia de Welmer Ramos dejó clara su oposición a ese expediente, por considerarlo lesivo de las condiciones laborales de todos los trabajadores, pero especialmente de las mujeres.

El criterio de Vega es diferente al de sus compañeras de bancada y ella lo planteó de la siguiente manera, con esta comparación entre lo que ella propuso y como realmente quedó:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *