Estudio revela que gran número de pastores evangélicos difunden conspiraciones

Se trata de “dejar de lado un firme mensaje de esperanza por uno incierto de temor”, expresó el director del estudio en sus conclusiones.

Un estudio de Life Way Research en Estados Unidos encontró que al menos un 49% de los pastores evangélicos en congregaciones de ese país, incluyendo las latinas, no solamente difunden teorías conspiracionistas sobre varios temas, sino que además dicen escucharlas entre los miembros de su congregación.

El 53% de esos pastores además manifiestan estar “de acuerdo” y “muy de acuerdo” con esas teorías sin base científica o en la realidad observable.

En el 36% de las congregaciones latinas y afroamericanas, por su parte, es común escuchar “explicaciones” sobre la realidad a partir de esas teorías.

Pero es peor en las iglesias de grupos “blancos” (estadounidenses), donde el 61% lo hace, principalmente en temas ligados a la política y las elecciones recién pasadas en ese país.

Un caso que ha sonado en los medios internacionales es el de Guillermo Maldonado, un fundador de una iglesia en Miami, Florida, quien pidió a sus seguidores no vacunarse porque -según él- la vacuna anti Covid-19 es parte de una agenda satánica global y alteraría el ADN para que los gobiernos puedan rastrear a las personas, teoría ampliamente refutada por absurda desde el punto de vista científico.

¿ALGO MÁS?

Instituciones públicas son atacadas por los ‘hackers’

Montículo que encierra mágica historia del Monumento Guayabo será remozado ◘ Video

Diputados del PUSC, PIN y fabricistas favorecen explotación de petróleo en Costa Rica

Otra vez por falta de quórum no se avanza en ‘Caso Cochinilla’ en Congreso

Maldonado tuvo hasta 800.000 mensajes positivos de apoyo luego de su exposición.

Según el estudio, entre más conspiracionistas son las congregaciones menos se reproduce el mensaje de verdad planteado por Jesús.

Scott McConell, director ejecutivo de la Life Way Reseach, expresó que se trata de una tendencia preocupante, porque además de no compartir las enseñanzas cristianas que suponen esos cultos, están siendo irresponsables y “reproducen estereotipos negativos” de vida.

Se trata de “dejar de lado un firme mensaje de esperanza por uno incierto de temor”, agregó McConell.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *