Estudio indica que disminuye apoyo a la democracia en favor del autoritarismo en Costa Rica

Crecen más las personas ambivalentes a quienes gustan algunas cosas de la democracia, pero también se inclinan por conductas autoritarias.

El director del Estado de la Nación reveló estudios realizados por esa institución donde se revela que en los últimos años el autoritarismo gana terreno frente a la democracia y la tolerancia con respecto a la institucionalidad y del estado de derecho.

Jorge Vargas Cullel explicó que “el núcleo de personas que es más demócrata, que apoya más al sistema, que tiene más tolerancia y respeto a los derechos de los demás ha ido reduciéndose”.

Estas conclusiones se obtienen de un gráfico donde se muestra como el grupo de personas con más inclinaciones a favor del autoritarismo se viene incrementando poco a poco en los últimos años.

Sin embargo, las personas abiertamente inclinadas hacia el autoritarismo siguen siendo muy pocas en relación con quienes apoyar la democracia o tiene sentimientos encontrados al respecto (ambivalentes).

“Hay una gente que ha ido creciendo y está dentro de una zona gris, es gente que le gusta ciertas cosas de la democracia pero no está matriculada enteramente con ella”, agregó Vargas Cullel, quien explicó que se trata de personas ambivalentes, quienes son los que tienen mayor crecimiento en los últimos años.

A la izquierda son autoritarios, al centro ambivalentes y a la derecha los demócratas. Fuente: PEN.

“Esto es relevante porque además del cambio sociodemográfico del electorado, ha ido disminuyendo la creencia generalizada en el valor y el apoyo a la democracia como sistema, no apoyando al gobierno, sino a la democracia en general, y este deterioro es fundamental”, agregó el analista.

Del bipartidismo al multipartidismo

Eso además se agrega a un hecho importante que coincide: la crisis de las simpatías partidarias y de los partidos políticos. En los años noventa, durante la época del bipartidismo, la gran mayoría de la gente tenía preferencia partidaria (superando el 90% del electorado), pero en los últimos años es al contrario: la mayoría no la tiene (por encima del 70% del electorado).

Vargas Cullel confirma lo que vemos en las últimas elecciones, donde se empieza con un 70-75% del electorado por convencer y sin dinero en el banco para invertir en esa campaña (ya no existe el pago de la deuda política adelantada).

Siga este gráfico:

A la derecha gente que no tiene preferencia partidaria, a la izquierda lo contrario. Fuente: PEN.

La gente exige ser convencida y eso abre las puertas a que posturas de diferente índole puedan calar en el electorado, incluso aquellas que no tienen respeto por el sistema democrático.

“Ese es un cambio sísmico, las elecciones son absolutamente inciertas”, agrega el director del PEN.

Este análisis fue presentado ante el Mercado de Valores de Costa Rica con el título “Situación política actual y perspectivas para un nuevo gobierno”. Le compartimos el video para que pueda verlo completo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Lo último: