Estos Gobiernos espían teléfonos de sus ciudadanos (siete de ellos son de América Latina)

Entre los países de otras partes del mundo en el reporte figuran Dinamarca, Bélgica, Serbia, Estonia, Marruecos, Guinea Ecuatorial, Nigeria, Botsuana, Kenia, Zambia, Zimbabue, Estonia, Israel…

Investigadores canadienses han revelado en un informe que los Gobiernos de 25 países espían los teléfonos inteligentes de sus ciudadanos con la ayuda de un ‘software’ especial. Casi un tercio de ellos se encuentran en América Latina.

La empresa de vigilancia con sede en Bulgaria, Circles, ha prestado su servicio en siete naciones latinoamericanas: México, Guatemala, Honduras, El Salvador, Ecuador, Perú y Chile, reporta el organismo de control de los derechos digitales de la Universidad de Toronto (Canadá), The Citizen Lab, en su trabajo.

Entre los países de otras partes del mundo en el reporte figuran Dinamarca, Bélgica, Serbia, Estonia, Marruecos, Guinea Ecuatorial, Nigeria, Botsuana, Kenia, Zambia, Zimbabue, Estonia, Israel, Emiratos Árabes Unidos, Tailandia, Vietnam, Malasia, Indonesia y Australia.

“Algunas de las ramas gubernamentales específicas que identificamos con diversos grados de confianza como clientes de Circles tienen un historial de aprovechar la tecnología digital para abusar de los derechos humanos“, señala el informe de Citizen Lab.

“En algunos casos específicos, pudimos atribuir el uso a un cliente particular, como el Comando de Operaciones de Seguridad del Ejército Real de Tailandia, que presuntamente ha torturado a los detenidos“, continúa.

Varias instituciones públicas de América Latina también han tenido contactos con Circles, afirma The Citizen Lab. Entre ellas: la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile, la Secretaría de Marina mexicana, el Gobierno del estado de Durango (México), la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia hondureña y las oficinas de Inteligencia peruanas.

Bajo protocolo internacional

De acuerdo con el reporte, Circles, que también es una empresa hermana del Grupo NSO de Israel, opera mediante una falla de señal común en el sistema global de telefonía móvil para permitir el espionaje de llamadas y mensajes de texto, así como el seguimiento de teléfonos.

Así, el software espía de Circles, explota el Sistema de Señalización No. 7, o SS7, un protocolo que permite el intercambio de información y el enrutamiento de llamadas telefónicas entre compañías de telecomunicaciones. El SS7, a su vez, se utiliza para roaming, que significa que permite el seguimiento incluso si el objeto está viajando internacionalmente.

El reporte indica que el protocolo puede ser explotado tanto por empresas de vigilancia, como por ciberdelincuentes. Los ataques, a su vez, son muy difíciles de bloquear ya que para los operadores de telecomunicaciones les resulta costoso distinguir el tráfico malicioso del comportamiento benigno.

Si las elecciones fuera hoy, ¿por qué partido político votaría usted?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *