Esposa de López Obrador visita Costa Rica para homenaje al prócer Rogelio Fernández Güell

La esposa del presidente mexicano es catedrática y no acepta que la llamen “Primera Dama”, porque en México no hay damas ni de primera ni de segunda.

La Dra. Beatriz Gutiérrez Mueller es la esposa del presidente de México, Andrés López Obrador, pero es principalmente una reconocida catedrática de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (UBAP), que ha realizado varias investigaciones sobre el intelectual costarricense Rogelio Fernández Güell.

Con motivo de la eventual declaratoria a Fernández Güell como Benemérito de la Patria y en función de un homenaje que se realizará el próximo 17 de junio, Gutiérrez Mueller visitará Costa Rica para participar de la develación de dos bustos de bronce de los próceres latinoamericanos Rogelio Fernández Güell y Francisco I. Madero, “quienes en vida fueron grandes amigos y simbolizan así, la amistad entre los pueblos de Costa Rica y México, ya que Madero fue presidente de México entre 1911 y 1913 y Rogelio trabajó a su lado durante su presidencia”, informa la Comisión para el Benemeritazgo de Rogelio Fernández Güell.

La visita de la catedrática mexicana no es diplomática y no acepta que se le llame “Primera Dama”, porque considera que en México no hay damas ni de primera ni de segunda. Sin embargo, al evento asistirán la vicepresidenta de Costa Rica, Epsy Campbell, diputados de la comisión respectiva del Congreso, la embajadora de México en Costa Rica, Rosalía Barajas y Olea, entre otras personalidades.

La actividad se realizará el 17 de junio en el anfiteatro del Centro Nacional de la Cultura (Cenac), del Ministerio de Cultura y Juventud a las 11 am.

Con el expediente 20.819 se busca declarar Benemérito de la Patria a don Rogelio Fernández Güell y se espera que el 16 de junio logre dictamen afirmativo en la Comisión de Honores de la Asamblea Legislativa, antes de la develación de los bustos y el homenaje a la esposa del mandatario mexicano.

Beatriz Gutiérrez Mueller

La académica recibirá además un homenaje por parte de la Comisión Nacional de Rectores (CONARE) que consistirá en la entrega de la medalla “Rogelio Fernández Güell al Mérito en Humanidades y Paz”, por su labor investigativa para “rescatar, revalorar y difundir la vida y obra de Rogelio Fernández Güell”.

Welmer Ramos lanza campaña: “Llevemos Costa Rica al mundo”

Renuncia Luis Antonio Sobrado al TSE porque su cuñada es candidata por Patria Justa

Aprueban venta de bienes ociosos del Estado: no rentables o no útiles

Comisión del Senado solicita eliminar acceso de Bolsonaro a sus redes por publicar mentiras sobre Covid-19

Y no es para menos, la estudiosa ha publicado ya tres obras sobre el connotado costarricense: Dos revolucionarios a la sombra de Madero. La historia de Solón Argüello y Rogelio Fernández (Ariel, 2016); Episodios de la Revolución mexicana, de Rogelio Fernández Güell, con edición y estudio preliminar de Beatriz Gutiérrez (Ediciones del lirio, 2017) y en proceso de publicación: R.F.G.: Política, testimonio, poética y heroísmo 1883 ̶ 1918, en coautoría con la Dra. Laura Moreno (EUNA, 2021).

Rogelio Fernández Güell

La amistad entre el expresidente mexicano Francisco Madero y Rogelio Fernández G., le permitió al segundo entre 1911 y 1913 desempeñarse como jefe del Departamento de Publicaciones del Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnología de la ciudad de México y director de la Biblioteca Nacional de México, puesto que ningún extranjero ha tenido en ese país. Además fue cónsul de México en Estados Unidos durante un año, pero no pudo continuar porque debía nacionalizarse mexicano, asunto que no aceptó.

Huyó con su familia a Costa Rica para proteger su vida después de la caída de Madero en México.

Rogelio Fernández Güell fue periodista crítico e irreverente, poeta, novelista, ensayista, político y filósofo, un hombre extraordinario que ofrendó su vida por liberar a la patria de la oprobiosa dictadura de Los Tinoco. Fue asesinado en Buenos Aires de Puntarenas el 15 de marzo de 1918 por los esbirros de la dictadura de los Tinoco y su cuerpo fue protegido por indígenas de ese cantón hasta que sus restos fueron trasladados hasta San José en 1923.

Mucha de su obra inédita quedó en México,alguna de ella fue recuperada y la misma Beatriz Gutiérrez editó y publicó en aquel país su obra “Episodios de la Revolución Mexicana”. Lamentablemente, en Costa Rica no hay nada disponible de su obra en literatura o periodismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *