6 de febrero de 2023

Más que tregua escalan los ataques y la fanfarronería entre Ucrania y Rusia

Escalan los ataques y la fanfarronería entre dos países que parecen destinados a no ceder un ápice.

Comparta en


El presidente ruso Vladimir Putin anunció una tregua por 36 horas para conmemorar la Navidad Ortodoxa, pero pronto se supo que todo era una falsa esperanza. No había terminado Putin de anunciar la tregua cuando ya Ucrania anunciaba que se trataba de una trampa en la que no caerían. Y más bien escalan los ataques entre ambos países.

Horas después Ucrania acusó a Rusia de no respetar la supuesta tregua y realizar ataques contra puestos militares de ese país. Rusia hizo lo mismo y comunicó que su tregua unilateral era respetada, pero que Ucrania más bien aprovechó para atacar sus bases en los territorios de Donetsk y otros de la región del Donbás. Putin, mientras tanto, se refugiaba en el Kremlin.

Kiev se muestra cada día más fanfarrona, como respuesta a la misma actitud de Moscú. El Kremlin anunciaba que “el enemigo sufrió unas 50 bajas entre muertos y heridos al intentar ataques a las posiciones rusas cerca de Krasnogórovka y Gueórguievka, en la zona de Donetsk; más de 30, en el área de Krasni Limán; 20, en la zona de Novomayórskoye; y otras tantas, en las inmediaciones de Sinkovka, en la región de Járkov”.

Mientras tanto, el ministro de Defensa de Ucrania muestra una horrorosa imagen donde muestra cerca de 70 soldados rusos muertos, que fueron masacrados en el campo abierto de Bakhmut, en la región del este de Donetsk, porque no pudieron lograr resguardo a tiempo. Rusia confirmó que, en efecto, fueron sorprendidos mientras se trasladaban.

El jerarca ucraniano escribió junto a la imagen con sarcasmo cruel: “Nunca antes el cuerpo diplomático ruso había sufrido tales pérdidas”.

La anterior matanza se une al bombardeo ucraniano de las bases rusas en una escuela de formación en Makiivka, ciudad gemela de la capital regional de Donetsk, donde murieron más de 60 soldados rusos que resguardaban, se criticó, armamento que empeoró la situación. Mientras Rusia aceptó la pérdida de más de 60 soldados, Ucrania hablaba de “cientos”.

Entonces los rusos replicaron a través del medio oficialista Sputnik que “durante las últimas 24 horas, según el ente militar, las tropas ucranianas continuaron sus bombardeos sobre varias localidades, lanzando en particular al menos 60 proyectiles sobre los barrios residenciales de Donetsk. Con fuego de respuesta, las tropas rusas aplastaron las posiciones desde donde se lanzaron los ataques”.

Mientras tanto, Infobae escribía sobre la imagen de soldados caídos en campo abierto que “la imagen desmonta la narrativa de victoria que intenta instalar Vladimir Putin desde el Kremlin”.

BOLETÍN GRATUITO:


Comparta en