Escalada con muertos en el Cáucaso: Armenia y Azerbaiyán intercambian disparos ◘ Video

El Ministerio de Defensa de Azerbaiyán denunció un número indeterminado de muertos y heridos por disparos de militares armenios.

Varias localidades de Nagorno Karabaj, incluida la capital, Stepanakert, fueron sometidas al fuego de artillería, informan desde la Presidencia de esta república autoproclamada. A su vez, el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán denunció un número indeterminado de muertos y heridos por disparos de militares armenios.

En su página de Facebook, Pogosián apuntó que “se han visto bajo el fuego de artillería varias localidades pacíficas, entre ellas la capital, Stepanakert”.

El portavoz instó a la población a “buscar refugio” y afirmó que la respuesta será “proporcionada”.

Según el primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, “el enemigo lanzó una ofensiva contra Artsaj” [nombre que se usa en el país con respecto a la autoproclamada república de Nagorno Karabaj].

Helicóptero (imagen referencial)
© CC0 / PIXABAY ◘ Azerbaiyán anuncia “una contraofensiva” a lo largo del frente en Nagorno Karabaj

“Las fuerzas de defensa están resistiendo con éxito la ofensiva”, aseguró Pashinián en Facebook.

El titular de Exteriores armenio, Zograb Mnatsakanián, se comunicó con los copresidentes del Grupo de Minsk debido a la escalada del conflicto en Nagorno Karabaj, comunicó la portavoz de la Cancillería, Ana Nagdalián.

“El ministro de Exteriores de Armenia mantiene una comunicación permanente con la copresidencia del Grupo de Minsk de la OSCE”, publicó la portavoz en Facebook.

La noticia llegó poco después de que el Ministerio de Defensa de Azerbaiyán informara sobre un número indeterminado de muertos y heridos por presuntos ataques armenios contra las posiciones de militares azerbaiyanos en Nagorno Karabaj y contra varios poblados cercanos.

“A las 6:00 [GMT+4], las fuerzas armenias realizaron una provocación a gran escala sometiendo a un intenso bombardeo con armas de gran calibre, morteros y piezas de artillería las posiciones del ejército azerbaiyano a lo largo del frente y nuestros poblados en la zona fronteriza”, comunicó el Ministerio de Defensa azerí.

Como resultado de estos ataques hubo muertos y heridos en seis aldeas, según Defensa que está “averiguando el número de bajas entre civiles y militares”.

Soldado armenio

Las unidades azerbayanas de primera línea, añade el comunicado, están “respondiendo con medidas para cesar la provocación enemiga y garantizar la seguridad de los civiles residentes cerca del frente”.

A continuación, el presidente de la autoproclamada república de Nagorno Karabaj, Araik Arutiunián, decretó la ley marcial y la movilización general.

MÁS NOTICIAS:

El portavoz de Arutiunián, Vagram Pogosián, publicó la declaración del presidente en la red social Facebook.

“Ante la situación actual se convocó una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional. Al intervenir ante los diputados, anuncié haber decretado la ley marcial y la movilización general de las personas mayores de 18 años”, declaró el líder de Nagorno Karabaj.

La defensa de Azerbaiyán compartió un video de un ataque a un objetivo militar armenio:

Un conflicto de larga data

A mediados de julio pasado se iniciaron enfrentamientos en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán que se prolongaron de forma esporádica por varias semanas, principalmente en el sector norte, en la línea que separa la región azerbaiyana de Tovuz de la provincia armenia de Tavush, cerca de Georgia.

En la autoproclamada república de Nagorno Karabaj, la principal manzana de la discordia entre Armenia y Azerbaiyán desde 1988, se mantuvo una calma relativa.

Hubo un cruce de acusaciones entre ambas partes tras la escalada de tensión en la frontera. Ereván informó de seis militares muertos en los enfrentamientos y diez heridos, incluido un civil, y Bakú, de 12 bajas mortales, incluido un general.

Varios Estados y organismos internacionales expresaron su inquietud por la desestabilización en la frontera armenio-azerbaiyana e instaron a las partes a dialogar. Rusia se ofreció para ayudar a Bakú y Ereván a estabilizar la situación.

El conflicto de Nagorno Karabaj estalló en 1988, cuando este territorio de población mayoritariamente armenia decidió separarse de la entonces República Socialista Soviética de Azerbaiyán.

Bakú perdió el control de Karabaj y siete distritos adyacentes tras la escalada de las hostilidades entre 1992 y 1994.

Para impulsar una solución negociada del conflicto se instituyó en 1994 el llamado Grupo de Minsk, copresidido por EEUU, Rusia y Francia.

El grupo incluye además a Alemania, Bielorrusia, Finlandia, Italia, Suecia y Turquía, así como Armenia y Azerbaiyán, y la troika de la OSCE, los países que representan la presidencia de turno, la anterior y la siguiente.

Azerbaiyán insiste en recuperar su integridad territorial, mientras que Armenia defiende los intereses de la autoproclamada República de Nagorno Karabaj, que no es parte de las negociaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *