ENTRELÍNEAS 4: Una ley de empleo público que parece ser una gran pérdida de tiempo

Esta columna está en constante ampliación y actualización para mejorar la cobertura de los temas diarios que destacan.

Pensamos originalmente hacer esta columna semanalmente, pero el apoyo ha sido fuerte y el cúmulo de sucesos tanto, que estamos al pie del cañón ofreciéndole más seguido este servicio.

▬ Uno desearía acertar cosas positivas, pero qué difícil: ¡Se cumplió la apuesta pública lamentablemente! Y aquí está la confirmación: volvemos a estar cerca de los 1000 casos diarios y las 200 personas en UCI. Lo dijimos hace unas dos semanas, era tan predecible. No es para celebrar, pero cuando el río suena, piedras trae. Info gráfica para usted aquí sobre el trepón de casos diarios de Covid-19 que reportó el Ministerio de Salud.

▬ La Ley de empleo público es un deschave, podría terminar siendo inconstitucional, pero lo cierto es que presenta muchos problemas. El acuerdo legislativo del PLN, PUSC, PAC, Restauración y fabricistas es evidente. Esta es una ley de casi todos los partidos, con excepción de algunos disidentes como el notorio caso de Paola Vega y Welmer Ramos en el PAC, de Shirley Díaz y Aracelly Salas en el PUSC, de Frangie Nicolás y David Gourzong (en algunos temas) en el PLN, quienes han sido consecuentes con sus posturas a favor de las universidades y/o de los empleados públicos (Villalta inscrito).

▬ El asunto es que tantas semanas de esfuerzo pueden ser borradas de un solo plomazo por la Sala Constitucional al aplicar el principio de la división e independencia de poderes. Es que, además, es lógico creer que los magistrado del Poder Judicial –como ha sido frecuente en su extraña ética de protección a sus intereses- se la vuelen sin miramientos. Entonces, a estas altura parece absurdo que los disidentes insistan en sus mociones de reiteración, cuando está claro que el bloque seguirá ingentemente votando en contra de aquellas que busquen excluir a las municipalidades, universidades o al Poder Judicial. ¡Es una gran pérdida de tiempo! Ya, acaben eso y abran las comisiones para otros proyectos importantes que duermen el sueño de lo necesario.

▬ Tres diputados del PAC votaron a favor de la “objeción de conciencia” de los fabricistas: Víctor Morales, Luis Ramón Carranza y Catalina Montero. Esta ocurrencia es otra anomalía en ese proyecto, negociada para lograr los votos fabricistas, pero claramente un portillo para que los más vagos del sector público puedan incumplir con sus deberes de capacitación, actualización y trabajo. ¿Se imaginan a esos docentes perezosos arguyendo esa objeción para no recibir capacitación sobre educación sexual científica? Alimentar la ignorancia y la vagancia desde el estado no puede estar bien. La política es la ciencia de lo posible, dicen.

Figueres y Thompson ya pagaron los ¢29 millones que impone el PLN para sus precandidatos. Como usted intuye, en ese partido ningún piso de tierra podría aspirar a una candidatura o diputación, un claro obstáculo a la democracia y un elitismo propio de un partido que insiste en defender intereses que van más allá de los populares. Thompson da un golpe en la mesa diciendo ¡me la creo! ¿Se animarán los otros candidatos que no tienen tanto apoyo al día de hoy? Sobre esto temas comentamos frecuentemente en nuestro programa Cultura electoral 22 cada miércoles (sírvase un cafecito, relájese y véalos).

▬ A propósito del PLN, el silencio es de catacumba sobre lo sucedido en el sur, con la clase dirigente del cantón de Corredores que podría estar ligada al narcotráfico. Lo más sorprendente es que Gustavo Viales, el diputado de la zona, hijo de Carlos Viales -el alcalde del cantón- y aliado insoslayable del presidente municipal detenido, es hoy el presidente de la Comisión de Narcotráfico del Congreso. Miles piden su renuncia, pero Viales guarda silencio y el partido está como aquello de “no es conmigo”. Por transparencia y para no entorpecer ninguna investigación judicial, mucho menos dejar dudas sobre el asunto, debería renunciar de inmediato a esa comisión, pero no aparece.

▬ Salida prudente del Ministerio de Salud: la vacuna AstraZeneca será para los más jóvenes y Pfizer seguirá siendo para vulnerables, de tal manera que aquello de la aparición de coágulos “extremadamente rara” es aún menos probable en cuerpos saludables. Esto de las vacunas es algo curioso: todos somos especialistas sobre las del Covid-19, pero ignoramos qué marcas o qué efectividad tienen las demás que aplicamos a nuestros niños, y que son extremadamente necesarias, ojo, no cuestiono la imperiosa necesidad de vacunarnos contra todas esas enfermedades que en muchos casos logramos erradicar gracias a este maravilloso principio de la medicina. La politización de la salud ha sido una de las peores cosas que trajo consigo la pandemia por el SARS-Cov-2.

▬ A Latinoamérica, como a la misma OMS, no le quedó otra que negociar con vacunas de baja efectividad -como la inglesa AstraZeneca y la china Sinovac- porque el mercado es tan amplio y la producción tan insuficiente que lo contrario sería dejar desprotegida a la región pobre, al patito feo, de la América. Chile y El Salvador reciben dosis de Sinovac y con eso han logrado hacer una mayor cobertura de la población, pero en Chile el resultado fue negativo, cuando más bien se suscitó una nueva oleada de casos. Moderna, una vacuna de la misma efectividad que Pfizer, no negoció con gobiernos y se vende en el mercado estadounidense, eso le ha permitido a ese país mejorar la pobre condición que tenía en el gobierno de Trump. Ya se habla de abrir el mercadeo privado de esa y otras vacunas, como la de Johnson y Johnson, que es de una dosis. Esa apertura pondrá a la de AstraZeneca posiblemente en el olvido.

El desempleo está en un 18.5%, muy alto en relación con el mismo trimestre de hace un año (6.3% más), pero mejora con respecto al trimestre móvil anterior. Faltará tiempo para que ese indicador recupere sus números anteriores a la pandemia. Tengo la sospecha, por otro lado, que el INEC debería replantearse o estudiar seriamente el método de esa encuesta, porque siento que una parte de esa gente entrevistada responde que está sin empleo porque imagina que así obtendrá ayudas estatales, sobre todo en barrios pobres; es el típico comportamiento del dependiente de las ayudas del estado… En Costa Rica los grandes problemas son culturales.

▬ Iba a escribir algo cortito para analizar el panorama que viene en el PLN a raíz de la unión de Fernando Zamora (y Álvarez Desanti ayer) a la tendencia de Figueres Olsen, pero se me hizo extenso y terminé escribiendo un artículo. Creo que asunto PLN va hacia un clivaje político en, posiblemente, dos bloques: aquí explico en detalle el porqué de esta afirmación.

▬ Un detallito más: esta columna está en constante actualización…

ENTRELÍNEAS ANTERIORES:

Repretel montó ‘un debate sin debate’ contra el PAC ◘ Entrelíneas

Proteger a las víctimas de la estupidez anti vacunas ◘ Entrelíneas

El tejido de un país que se debate entre la sensatez y el absurdo ◘ Entrelíneas

Politización de las vacunas y vientos electorales: un análisis de hechos ◘ Entrelíneas 8

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *