Encuesta UNA: Ticos divididos entre aceptar o no la religión en política

Aunque casi un 80% dicen seguir una religión, no todos ellos están de acuerdo con que la religión participe en política. Parece que las preferencias andan mitad y mitad…

La Virgen de los Ángeles vestida con un traje contra el aborto, una homilía que desprecia a la población LGTBi y emite mensajes políticos contra el Gobierno, obispos escribiendo manifiestos públicos y participando en huelgas de empleados públicos, partidos políticos evangélicos en el Congreso y llegando a segunda ronda de unas elecciones nacionales, son ejemplos evidentes de que la religión quiere asumir el poder en Costa Rica.

¿Y qué piensan los costarricenses al respecto? ¿Están o no de acuerdo? Al parecer, según la encuesta del Idespo y de la Escuela Ecuménica de Ciencias de la Religión de la UNA, los costarricenses tienen opiniones divididas al respecto.

Según los resultados, cerca de un 60% indicó estar de acuerdo o totalmente de acuerdo en que las iglesias y el Estado deben tener una relación separada e independiente.

¿La religión debe guiar la toma de decisiones de los funcionarios públicos? La respuesta de los ticos es ambigüa: un 58% de la población consultada dijo estar en desacuerdo o muy desacuerdo con la aseveración; no obstante, un 35% expresó estar de acuerdo o totalmente de acuerdo.

Igualmente sucede en cuanto a la premisa “las iglesias deben participar en el debate político como parte de la sociedad”, las apreciaciones a favor y en contra son muy parejas: un 49% manifestó estar de acuerdo o totalmente de acuerdo, mientras que un 45% indicó estar en desacuerdo o totalmente en desacuerdo.

TEOLOGÍA
Los número coinciden: Católicos
sepultaron elección de Fabricio Alvarado
Cristianos, evangélicos o protestantes,
¿entonces qué?

Y así también con la afirmación “El Estado debe ser laico”, donde aproximadamente un 53% de la población encuestada dijo estar de acuerdo o totalmente de acuerdo, en tanto, un 42% manifestó su desacuerdo.

Un 97.5% dijeron creer en alguna deidad o fuerza superior, mientras que solo un 2.4% afirmó no creer en ninguna deidad. Casi un 53% dijo ser católicos, un 27% evangélicos y cerca del 17% plantean no seguir ninguna religión, pero sí creer en una fuerza superior. No obstante, un 86% dijo realizar oración personal.

La encuesta dice que un 34.5% se han convertido de una religión a otra.

En cuanto a la lectura o estudios bíblicos, un 46% de las personas encuestadas respondió hacerlo con alguna o mucha frecuencia.

La práctica de los rituales en cambio es menor: en cuanto a la participación en romerías o peregrinaciones, casi un 27% dijo participar en estas con mucha o alguna frecuencia, en tanto que el rezo del rosario y el ayuno, son practicados por un 30% y un 24% de las personas entrevistadas, respectivamente.

En casi todas las percepciones se dividen en dos los criterios: unos a favor y otros en contra en proporciones similares. Eso es interesante si consideramos que aunque casi un 80% dicen seguir una religión, no todos ellos están de acuerdo con que la religión participe en política.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *