En EE.UU. usan ‘objeción de conciencia’ por motivos religiosos para no vacunarse

En Costa Rica también son los grupos con creencias religiosas de corte evangélico principalmente quienes se oponen a la vacunación.

En varios estados de Estados Unidos los trabajadores buscan salidas colaterales que les permitan las leyes para evitar vacunarse, frente a las nuevas medidas que impulsa el presidente Joe Biden.

Las mentiras que reproducen grupos conspiracionistas en ese país han calado tanto que las personas prefieren no vacunarse aunque se sabe que el 99% de personas que mueren con Covid-19 son personas no vacunadas, según el Sistema Estadounidense de Hospitales.

En Los Ángeles un grupo de 3000 empleados del Departamento de Policía de esa ciudad pidieron no ser vacunados “por motivos religiosos”. Igualmente sucede en Washington, donde funcionarios aplican la misma objeción para no ser vacunados.

El Gobierno federal alega que son pocos los trabajadores que acuden a esa medida y según el Departamento de Trabajo se puede denegar esa solicitud si se considera un riesgo para la salud pública.

Se sabe que en Estados Unidos muchas cadenas de cultos evangélicos y grupos conservadores ligados al Partido Republicano promueven la no vacunación mediante la divulgación de dudas y falsedades similares a las que defendió el expresidente Donald Trump, cuando incluso promovió productos de limpieza y medicinas no probadas para combatir el mal.

En Costa Rica

En Costa Rica, con la “Ley de empleo público” que se aprobó recientemente hay una regla de “objeción de conciencia”, que permite a funcionarios del estado a no capacitarse o realizar algunos trabajos porque consideran que afectan sus creencias religiosas. No obstante, esa medida aún no es aplicable.

También en este país son algunos cultos evangélicos neopentecostales, principalmente, quienes promueven conductas anti vacunas entre chats y redes sociales. Muchos de estos cultos tienen relaciones y reciben adoctrinamiento con esos cultos estadounidenses, además de ligamen con los partidos políticos confesionales, como el de Fabricio Alvarado (Nueva República) y Carlos Avendaño (Restauración Nacional), entre otros.

El 85% de pacientes en UCI no estaban vacunados o tenían esquema incompleto en hospitales de la CCSS

Conteo final: 27 partidos solicitaron inscripción al TSE para presidencia de la República: conózcalos aquí

Un grupo de “Revolucionarias” llega a cantar y contar la historia de Sandra Kauffman al Teatro La Aduana

Informe Covid-19: El lamento más frecuente del año en hospitales: “Debí vacunarme” (y otras noticias)

También existen diputados y asesores de esos partidos políticos que han manifestado abiertamente su resistencia a la vacunación, con base en creencias empíricas y normalmente absurdas. Uno de ellos es el diputado Melvin Núñez Piña, quien dijo que “prefería morirse antes que vacunarse” y hoy se encuentra hospitalizado en el Monseñor Sanabria de Puntarenas, después de adquirir Covid-19.

El pastor Luis Alonso Naranjo, primo de Fabricio Alvarado, es un claro exponente de estos pensamientos anti vacunas, que reproducen abiertamente en sus redes sociales, sin asumir ninguna responsabilidad por la influencia que puedan producir en personas inocentes de la realidad o ignorantes del conocimiento científico y tecnológico.

Por ejemplo, estos días se informó que en San Carlos el hospital está colapsado con pacientes Covid-19 y que 7 de cada 10 son personas que no quisieron vacunarse. Además, 3 de cada 4 son costarricenses y el restante es extranjero, principalmente nicaragüense. Es el hospital con la peor situación Covid-19 de todo el país.

Por ejemplo, el director del Hospital de San Carlos manifestaba al periodista Randall Rivera cuáles “razones” dan algunas personas para no vacunarse:

Se conoce que el cantón de San Carlos es ampliamente conservador y, según estudios realizados, se trata de un territorio donde la expansión de cultos evangélicos y conservadores ha estado en aumento durante los últimos años.

Una evidencia de eso se dio en las pasadas elecciones presidenciales, donde el partido evangélico Restauración Nacional (con Fabricio Alvarado) ganó San Carlos con un 34% de los votos en primera ronda, así como también en segunda ronda con un 51.1%. En general, toda la zona norte (Upala, Guatuso y Los Chiles) prefirió por mayoría al candidato evangélico Fabricio Alvarado.

Desde los hospitales periféricos de Upala y Los Chiles refieren pacientes Covid-19 al Hospital de San Carlos, el único con camas de cuidados intensivos para atender a los pacientes más complicados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *