El Salvador y Costa Rica: comparación de números sobre Covid-19 ◘ Análisis

¿Podríamos aprender algo de El Salvador? ¡Claro que sí! Yo pienso que este es un momento histórico, en el cual Centroamérica debería articular una visión integrada en el istmo

Por Rodolfo Arias Formoso

OPINIÓN. Costa Rica reporta más o menos 1000 casos diarios de Covid, El Salvador está hace días debajo de 100.

Hace pocas semanas, El Salvador tenía un total acumulado del doble que Costa Rica, hoy día Costa Rica tiene ya casi el doble que El Salvador.

¿Será por el hacinamiento de nuestros barrios urbanos?No. El Salvador tiene 1.500.000 (millón y medio) más habitantes que Costa Rica, en un territorio que es menos de la mitad del nuestro.

¿Será por la pobreza de Costa Rica? No. Costa Rica tiene una renta per cápita que es el doble de la de El Salvador.

¿Será que la riqueza está mejor repartida en el El Salvador?Ahí sí: nosotros estamos en un horrible lugar 141 del mundo, con un índice de desigualdad similar a los de Nigeria o El Congo, mientras que El Salvador está (sobre todo luego de los gobiernos del Frente Farabundo Martí) en el puesto 96, con un índice similar al de Bulgaria.

OTROS CONTENIDOS:

¿Será que el sistema de Salud Pública de El Salvador es superior al nuestro? No, es mejor el nuestro, pero no depende de las clínicas y de los hospitales la tasa de transmisión del virus. Sí depende la tasa de letalidad, que es mucho menor aquí (1%) que allá (3%)

¿Será que en El Salvador hacen menos pruebas Covid que nosotros y no se dan cuenta de cuántos contagios tienen? No. En tanto que nosotros hemos hecho 150.000 pruebas, ellos ya superan las 320.000. Y no han tenido que recurrir al difuso método ese de “contagios por nexo”.

¿Será que ellos han sido más estrictos en las medidas de cuarentena? Sí, definitivamente.

Por ejemplo: tuvieron COMPLETAMENTE CERRADO todo el sistema de transporte público en autobús durante CINCO MESES SEGUIDOS. Lo acaban de reabrir, el 24 de agosto. Y las medidas son súper estrictas. Hay un policía en cada parada, con un saco de mascarillas, y le da una a cada pasajero que se quiera subir sin ella. Cuadrillas del gobierno desinfectan cada autobús por completo antes de cada carrera. Aquí, por el contrario, le prohibimos a la gente que sacara el carro y eso generó una gran presión sobre el transporte en bus. Y nadie controló a los autobuseros, que pusieron EL MÍNIMO de unidades.

¿Podríamos aprender algo de El Salvador? ¡Claro que sí! Yo pienso que este es un momento histórico, en el cual Centroamérica debería articular una visión integrada en el istmo, para el combate de la pandemia. A finales de los 80 los gobiernos de la región se unieron para combatir el flagelo de la guerra, y lograron los acuerdos de Esquipulas II, que le valieron el Premio Nobel de la Paz a Oscar Arias, pero que muchos opinamos que debió ser para los cinco presidentes en conjunto.

Hoy nos pasamos peleando por enredos de furgones en las fronteras.

¡Ya es hora de aunar esfuerzos! Estamos en la misma barca, y el enemigo es común.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *