Aplaudir a los monstruos de la violencia

El gran problema no es que haya gente así, siempre lo habrá, el problema es que la gente por ingenua crea en ese nivel de morbo y violencia como solución a los problemas de un sector.

OPINIÓN. El germen de la estupidez se encuentra en la violencia. En redes sociales se puede apreciar en sus diversas manifestaciones: violencia verbal (propia de fanfarrones y patanes), violencia física (incurriendo en irrespeto a la Ley) y violencia cultural (la que ignora las consecuencias). Sobre esta última hay que prestar más atención.

Si alguien piensa que actuando como machito y fanfarrón, insultando a quienes piensan y actúan diferente (como el Gobierno o el sector LGTBi), debería irse o aprender más sobre Honduras, Nicaragua o El Salvador, donde la violencia destruyó esos países, donde la violencia produjo sufrimiento a miles de familias, donde niños y niñas fueron violados, atormentados y muertos, donde mujeres fueron violadas y donde los hombres no valían nada. Donde la violencia aún destruye lo mejor de esos pueblos.

En Costa Rica no sabemos lo que es tener una dictadura y la última revolución que tuvimos, que nos dejó heridos por décadas y ahora solamente nuestros octogenarios y nonagenarios recuerdan, fue la de 1948. Y aprendimos la lección, en el pasado quedó ese odio, pero debemos recordar hoy de nuevo, sobre aquellas fosas comunes, donde eran enterrados los combatientes durante esa batalla y los niños veían a sus padres irse sin saber por qué.

“En algún lugar, de un gran país, olvidaron contruir un hogar donde no queme el sol y al nacer no haya que morir“, citando a Duncan Dhu y su éxito de los ochentas. Yo aún tengo algo de memoria de ese horror. Eso no es arte o solamente una canción, fue una realidad para millones de personas solo hace unas tres o cuatro décadas.

Leo gente en el Facebook de la Extra, Crhoy y otros medios amarillistas hablando de un gobierno dictatorial y de hacer una revolución y no puedo dejar de pensar que en una guerra o en la violencia quienes incitan al odio son los primeros cobardes en huir y protegerse, mientras irresponsablemente mandaron al paredón a miles de ingenuos. No seamos víctimas de nuestra ignorancia siendo utilizados por gente llena de odio. Las redes están llenas de mentiras y están produciendo desorden social y convocando a la violencia con la única intención de tomar ellos el poder, sin importar el daño que le hacen al país. También están quienes actúan así porque ahora tendrán que pagar impuestos como lo hacemos todos en Costa Rica; incitan al odio sin importar las consecuencias por sus propios y mezquinos intereses.

Leo todo eso concentrado en algunas expresiones de uso viral en las redes y ESE NO ES EL PUEBLO COSTARRICENSE, se trata un grupo de gente con tanto odio que con sólo leerlos se delatan a sí mismos. El gran problema no es que haya gente así, siempre lo habrá, el problema es que la gente por ingenua crea en ese nivel de morbo y violencia como solución a los problemas de un sector. El problema es que les aplaudimos como focas a los peores elementos de nuestra sociedad, a quienes pueden y estarán gustosos de causar un gran daño a las personas y al país.

Piénselo bien, ¿es esa Costa Rica de pachucos y violentos la que queremos que se imponga?

LEA TAMBIÉN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios con Facebook