El inaudito caso del ‘paraquat’ en Costa Rica: interponen amparo contra jerarcas por no prohibir su uso

Herbicidas Paraquat (Gramoxone) y Diquat tienen gran afectación en la salud humana, suelos y biodiversidad en muchos estudios, pero jerarcas del Estado se niegan a retirarlos del mercado por supuesta presión de piñeras.

En el campo todo el mundo sabe que el “Gramoxone” (cuya marca común actualmente es el Paraquat) es un herbicida altamente tóxico y peligroso, tanto para las personas como para la biodiversidad.

Por esa razón, un recurso de amparo se presentó contra los jerarcas de todas las instituciones del estado implicadas, por “manifestar desinterés y negligencia, al retardar y evitar publicación de decreto de prohibición de los peligrosos herbicidas paraquat y diquat, desde hace tres años“.

Solo en Costa Rica no…

Más de 40 países tienen prohibido al Paraquat por el gran daño que provoca y existen varios estudios indican que su acción contaminante de fuentes de agua, suelos y ambiente en general, tanto así que es catalogado como uno de los que componen “La docena sucia”, según la organización Pesticide Acción Network Internacional (PAN).

La Unión Europea lo prohibió en sus países desde el 2007 por su alta toxicidad, de manera que la transnacional Dole decretó moratoria en todo el mundo con relación al uso del Paraquat en sus operaciones, con una sola excepción: Costa Rica. Y, hasta la fecha, se sigue usando en las grandes plantaciones de piña, principalmente, pero también es de uso libre para que los agricultores lo apliquen en sus plantaciones.

Incluso en Suiza, donde se encuentra la sede central de la empresa Syngenta, que produce el paraquat, su uso está expresamente prohibido. También en China está prohibido para resguardar la salud de sus trabajadores del campo.

Según el recurso de amparo interpuesto ante la Sala Constitucional, en aras de hacer respetar el principio constitucional de que el estado debe proteger la salud y el medio ambiente, estos dos agroquímicos ya fueron estudiados en Costa Rica, con recomendaciones expresas de prohibir su uso.

Según la Red de Coordinación de Biodiversidad, hay estudios técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería, del Ministerio de Salud, del Ministerio de Ambiente y Energía y del Ministerio de trabajo que “advirtieron sobre el grave peligro que representa el herbicida paraquat”. Por ejemplo, citan, uno realizado en julio de 2018, un “exhaustivo y detallado informe técnico-científico” titulado “Paraquat: riesgos a la salud pública, salud laboral y al medio ambiente”.

 El informe citado establece que “de acuerdo con la información compilada sobre las propiedades del  paraquat, reflejan preocupaciones sobre los efectos que se generan sobre  el ambiente por el uso de este producto como herbicida. Por ejemplo, la contaminación de aguas subterráneas y del suelo, así como la muerte de organismos que son la base de la cadena trófica, lo cual desestabiliza el equilibrio natural de los ecosistemas. A esto se suma la preocupación por el uso que se da del herbicida en el campo como desecante con lo que es muy probable que se produzcan dioxinas y furanos, sustancias altamente tóxicas tanto para humanos como para otros seres vivos“.

El Diquat sin avales

En el caso del diquat el problema es que fue registrado por el MAG de manera irregular sin contar con el aval del Ministerio de Salud y del Minae, pero aún así se usa libremente en las piñeras.

Operativos policiales del fin de semana dejaron la clausura de 24 locales y 14 fiestas clandestinas

Frente Amplio, PIN y otros partidos dan a conocer fórmulas al Ejecutivo y Legislativo

Oportunidad: Empléate aún tiene 2000 espacios para lograr empleo donde más demanda hay

Costa Rica es el país de la región con el nivel más alto de confianza en el Gobierno según el BID

“Así lo confirmó el Departamento de Gestión de la Calidad Ambiental (Digeca) del Minae. En esta ocasión, el MAG complació a la Cámara de Productores Piñeros (CANAPEP) para que le dieran permiso a sus empresas de importar y aplicar como desecante en sus campos en forma desmedida este peligroso herbicida, en dosis cuatro veces mayores a lo recomendado“, expresan los denunciantes.

Letal

Además, se indican en el amparo y las amplias justificaciones para prohibir los productos, los reiterados informes de los centros de salud del país con reiterados casos por intoxicación con esos plaguicidas.

Aunque este agroveneno es reconocido como altamente tóxico y dañino por el ambiente desde hace décadas, es hasta recientemente que se hacen estudios para eliminarlo del mercado costarricense, aunque las denuncias han sido reiteradas.

Para tenerlo más claro, en el ser humano, se alerta que la inhalación y el contacto con la piel pueden provocar tos y sangre en la nariz y daños irreversibles en los pulmones, además de lesiones irreversibles en el hígado o los riñones. Ingerir una sola cucharita del compuesto, puede ser mortal.

Los trabajadores agrícolas sufren quemaduras en la piel, ceguera, daño respiratorio e insuficiencia renal crónica debido a su uso.

En el suelo es inmóvil y extremadamente persistente; en el sedimento y subsuelo queda adsorbido (biológicamente no disponible) por muchos años sin degradación.

Este agroquímico es también usado en el campo en muchos casos para el suicidio; en regiones como Talamanca, por ejemplo, los índices son bastante altos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *