El Gran Colisionador de Hadrones da un paso adelante en los estudios de “la partícula de Dios”

Un extraño avance sobre el famoso colisionador de partículas ha surgido recientemente.

Los científicos que trabajan en el Gran Colisionador de Hadrones han registrado la desintegración del bosón de Higgs más rara jamás observada en una instalación científica.

La primera prueba mundial de una desintegración extremadamente rara conocida como desintegración de Dalitz ha sido obtenida en CERN, la Organización Europea para la Investigación Nuclear. El proceso consiste en que el bosón de Higgs —una partícula elemental que se conoce como partícula de Dios— se descompone en dos leptones y un fotón.

Los leptones son uno de los componentes básicos de la materia en el modelo estándar de la física de partículas. Los seis leptones que conocemos son los electrones, los muones y las partículas tau, con sus neutrinos asociados: neutrinos electrónicos, neutrinos muónicos y neutrinos tau.

La desintegración del bosón de Higgs fue mediada por el llamado fotón virtual que tiene una masa muy pequeña, a diferencia del fotón normal, y se descompone en dos leptones. Observar la desintegración del bosón de Higgs ayudará a los físicos a aprender más sobre el llamado problema de la simetría CP.

Fuente: Sputnik.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *