Dueño de la marca «Chiliguaro» gana juicio a la Fanal (Cacique)

La Fanal tendrá que cambiar las etiquetas de su producto poniendo los nombres de los ingredientes de igual tamaño y no «chile y guaro» más grandes que los demás.

Cuando Mauricio Azofeifa tenía el bar Bahamas en «la Cali» se inventó un trago que se hizo tan famoso que hasta los Simpsons, en el episodio cuando visitan Costa Rica, lo mencionan como una bebida popular. En la caricatura lo llaman como «Miguelito».

Como sucedió con el «chifrijo», el «chiligüaro» se hizo popular en el país y todos los bares empezaron a ofrecerlo como parte de promociones o de su menú de licores.

Pero el inventor registró la marca «Chiligüaro» y sus símbolos de marca, con lo que su uso comercial debe someterse a la Ley de Marcas que tiene Costa Rica.

Desde octubre de 2017, sin embargo, la Fábrica Nacional de Licores (Fanal) lanzó su marca «Cacique Chile y Guaro», de manera que usó un nombre casi igual y «signos visuales similares a los de la marca registrada en el ámbito fonético, ideológico y conceptual», por lo que Azofeifa interpuso una demanda judicial, que el Tribunal Contencioso decidió el pasado 13 de enero a su favor.

LEA TAMBIÉN:

Según informó el mismo Azofeifa, “la violación al derecho de marca se da en el uso que la Fanal hace de las letras de los ingredientes Chile y Guaro, pues las mismas son mucho más grandes y llamativas que el resto de los ingredientes de dicho cóctel, lo que hace que pueda haber una confusión con la marca «Chiliguaro”.

El cóctel que vende la Fanal tiene como ingredientes el chile, el guaro, el jugo de tomate y el limón, pero comercialmente destaca más «chile y guaro».

Según el ex-dueño del Bar Bahamas, la «Fanal debe de cambiar las etiquetas del producto, debiendo poner en el mismo tamaño y color las palabras «chile» y «guaro» que el resto de los ingredientes del cóctel que ofrece bajo la marca cacique».

El «chiliguaro» es hoy uno de los tragos más comunes del país, casi una marca país, como otras comidas tradicionales y nuevas de las gastronomía costarricense, como el gallo pinto, el chifrijo, la olla de carne u otros.

Un proceso similar pasó la marca «chifrijo», cuyo platillo fue creado en «Cordero´s Bar» en Tibás. La ley establece que nadie puede usar ese nombre en su menú porque la marca está registrada, sin embargo, en la realidad el platillo sigue pidiéndose y ofreciéndose con el popular nombre.

La marca original incluye elementos típidos:

Agregar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios con Facebook