Dos casos cuestionados: ¿Diputados tránsfugas que apoyan campañas de otros partidos?

Daniel Ulate del PLN en Atenas y Heriberto Abarca del PUSC en Siquirres son dos casos recientes de un asunto controversial.

El tema no es nuevo: los diputados regionales en ocasiones se unen para impulsar proyectos juntos y defender intereses comunes, pero cuando se trata de proselitismo el asunto cambia.

Primero fue el caso del joven Daniel Ulate, del Partido Liberación Nacional, quien movió los cimientos de ese partido luego de un reporte de varios medios por su presencia en una actividad del alcalde y candidato del Partido Unidad Social Cristiana en Atenas.

El joven se defendió diciendo que pasó a saludar a su compañero congresista, quien también estaba en la actividad. Pero su partido no le creyó y fue separado de la fracción mientras el Comité de Ética y Disciplina se encarga de realizar una investigación.

La Juventud Liberacionista dijo al periódico La Nación mantenerse indignada por lo sucedido, mientras los diputados se mostraron claramente molestos.

Hoy, el diario Observador.cr informó sobre la presencia de Pablo Heriberto Abarca del PUSC, en una actividad proselitista del actual alcalde y candidato del PLN en Siquirres, Mangell Mclean Villalobos.

LEA TAMBIÉN:

En esa actividad estuvieron presentes además los diputados David Gourzong, Gustavo Viales, Roberto Thompson y Yorleny León del PLN. Los protagonistas confirmaron al medio de comunicación que hay una acuerdo de participación en ese cantón, porque el PUSC no tiene candidatura propia.

Abarca explicó que está habilitado por su partido para participar por el convenio existente. Sin embargo, Mclean contradijo a Abarca al decir que no hay convenio pero agradece la participación y el apoyo “porque el desarrollo no tiene color político”.

Ahora bien, Randall Quirós, presidente del PUSC indicó a El Observador, que no recuerda haber habilitado a algún socialcristiano para participar en actividades de otros partidos. Quirós dijo que la Asamblea Nacional del partido aprobó alianzas en 82 cantones, pero no recuerda que haya en Limón o que exista permiso para apoyar a algún candidato.

En otros eventos también se han visto políticos de diferentes partidos compartir en eventos públicos o privados. ¿Eso significa que son tránsfugas de sus partidos y no siguen la línea partidaria o es parte de su trabajo de negociación y acercamiento con las diferentes fuerzas?

Por supuesto, en estos casos siempre prevalece el mal pensado…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *