Diputados y sociedad civil piden al Gobierno convocar proyecto contra la usura bancaria

El presidente Carlos Alvarado se ha mostrado timorato en este tema y se ha plegado a las indicaciones del Banco Central y la Sugef.

La pregunta que cientos de miles se hacen es: ¿por qué el Gobierno le teme tanto a la banca que ante la primer amenaza o la primera presión se doblega y retira los proyectos contra la usura bancaria?

Lo que realmente más asombra es que el Banco Central y la Superintendencia de Entidades Financieras (Sugef) normalmente presionan para proteger los intereses del Sistema Bancario Nacional y no de los costarricenses, según algunos diputados consultados por este medio. ¿Para quién trabajan realmente estas instituciones del Estado?, se preguntan.

“Hoy más que nunca este proyecto debe ser Ley de la República, porque pretende aliviar el bolsillo de los costarricenses”, expresó la diputada Frangie Nicolás en su cuenta oficial:

La diputada liberacionista se une así a la petitoria de su copartidario David Gourzong y al rojiamarillo Welmer Ramos, quienes impulsan esa ley en el Congreso.

Del mismo criterio que Nicolás es Ramos González, quien escribió que “si le urgía a Costa Rica desde hace meses, hoy urge aún más”.

“Debemos proteger a los costarricenses de la amenaza del coronavirus, pero, también, debemos protegerles de la esclavitud financiera a tasas de interés excesivamente altas”, agregó Ramos.

David Gourzong denunció días atrás que la diputada María Inés Solís del PUSC, quien se ha opuesto abiertamente a este proyecto en defensa de los intereses de los banqueros, condicionó el apoyo de la fracción del PUSC, que lidera en estos momentos, a cambio de no convocar ese proyecto, el expediente 20.861.

Sin embargo, Solís negó tal afirmación, pero Gourzong la sostuvo e indicó que la diputada del PAC Nielsen Pérez así se lo había hecho saber. Después Pérez negó haberle dicho eso al liberacionista, pero la duda quedó en el ambiente, por el compromiso de Pérez con el Gobierno.

En todo caso, la fracción del PUSC ha sido acusada por su oposición al proyecto en varias oportunidades, mediante mociones como las interpuestas por Pedro Pablo Muñoz, pero también en las manifestaciones públicas de María Inés Solís.

Otros diputados religiosos, como Jonathan Prendas y Carlos Avendaño, han puesto dificultades al proyecto también, el primero poniendo una gran cantidad mociones sin sentido y el segundo con objeciones en el debate.

Una investigación del Semanario Universidad reveló que las visitas de la Asociación Bancaria Costarricense a diputados en la Asamblea Legislativa coinciden con los congresistas que han manifestado oposición al proyecto contra la usura financiera.

Incluso dentro del mismo Gobierno el apoyo a este proyecto no se ha dado, aunque dicen tener interés en el tema. El presidente Carlos Alvarado se ha mostrado timorato en este tema y se ha plegado a las indicaciones del Banco Central y la Sugef, quienes son cuestionadas por claramente defender intereses banqueros y no de los ciudadanos, según asociaciones de la Sociedad Civil.

En efecto, varias organizaciones de consumidores y sociales han manifestado abierta su apoyo a este proyecto. Incluso hay grupos en redes sociales que están decididos a manifestarse en la calle para respaldar esta ley.

Lo cierto es que otra vez el presidente Alvarado desconvocó esta propuesta de Ley y eso caldeó los ánimos en el congreso, aunque ayer por la noche, después de 12 horas de negociaciones, se logró aprobar el primer proyecto de varios que buscan ayudar al país a enfrentar la crisis por el Covid-19.

Y hoy el Gobierno informó que ordenará a los bancos del Estado asumir una rebaja en los intereses y moratoria en el cobro de esos intereses para sus créditos, de manera que alivien a los hogares y las empresas en esta situación.

1 thought on “Diputados y sociedad civil piden al Gobierno convocar proyecto contra la usura bancaria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *