Diputados: «La Ley de Cine no crea un nuevo impuesto»

«Entonces, lo que el proyecto propone es bajar ese impuesto a un 1.5%, ampliando la base de contribuyentes», afirma el diputado Sánchez.

Varios diputados del Partido Acción Ciudadana han defendido que la nueva Ley de Cine no crea un nuevo impuesto, ni representa una nueva carga al bolsillo de los ciudadanos, como se ha reproducido en redes sociales.

Laura Guido escribió en su Twitter esta defensa:

Además, indicó que «Del IEP hoy dependen: Teatro Nacional, Instituto Nacional de la Música, Museo de Arte Costarricense y Compañía Nacional de Teatro. Se recauda en las entradas al cine, conciertos, espectáculos. Se propone bajarlo, modernizar la base y agregar al Centro de Cine como beneficiario».

En los últimos días varias informaciones tergiversan la propuesta, según los diputados, para decir que se crea una nueva carga para los contribuyentes con un nuevo impuesto del 1.5%.

Del mismo criterio es el diputado Enrique Sánchez, quien afirma lo siguiente:

Sánchez explica también que se trata de una rebaja del impuesto ya existente, del 6% al 1.5%, que fue establecido desde 1940 para cobrar a salas de cine y espectáculos. Sin embargo, por su antigüedad muchas de sus normas ya no son aplicables en la actualidad, cuando el cine se puede apreciar en plataformas tecnológicas vía Internet.

«Entonces, lo que el proyecto propone es bajar ese impuesto a un 1.5%, ampliando la base de contribuyentes, es decir, incluir la TV paga y las plataformas», escribió Sánchez en su Twitter.

El impuesto ahora será aplicado también a las plataformas como Netflix, a quien el congresista usa como ejemplo para indicar que la tarifa aumentaría solamente en ¢80 o en ¢232 cuando se trata de un contrato con una cablera.

El IEP se redistribuirá para que quede de la siguiente manera: el 40% al Teatro Nacional de Costa Rica, 22% a la Compañía Nacional de Teatro, 8% para el Museo de Arte Costarricense, 8% para el Instituto Nacional de la Música y 22% para el Centro de Cine y Audiovisual, que a la fecha no recibe recursos por este impuesto.

Además, el diputado agrega que el cine sí es rentable. «En solo dos años, perdimos inversiones por $73 millones, de productoras que intentaron grabar en Costa Rica y declinaron por no tener una #LeydeCine», aportó.

«La industria del cine es una de las que más encadenamientos genera. No solo se contratan actores y actrices, técnicos, directores y productores, sino que cuando se filma un proyecto naturalmente hay que contratar servicios locales», agregó.

Además, defendió el aporte al turismo fílmico. Los proponentes de esta ley plantean que sea el cine quien financie al cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios con Facebook