Diputados: Dicen que Ottón Solís no tiene atestados pero nombran magistrada ‘sin nota mínima’

Si se quería nombrar una mujer por algún asunto de paridad, pudieron asumir por meritocracia real a las mujeres que sí superaron esa nota mínima.

Hoy los diputados, de forma secreta como ha sido costumbre a pesar de las críticas a este procedimiento, nombraron a Rosa María Acón Ng como magistrada suplente a la Sala III de Corte Suprema de Justicia.

Sin embargo, Acón Ng no había logrado la nota mínima para pasar a la segunda ronda del procedimiento en la Comisión de Nombramientos del Congreso.

Como se puede ver en este cuadro divulgado en redes sociales, en la sesión extraordinaria del 15 de marzo de 2021, fueron conocidos los atestados de los candidatos y el resultado fue el siguiente:

Como se puede ver, la nota mínima de 75% fue lograda por 7 candidatos, pero la elegida resultó ser una candidata que no tenía los atestados básicos.

Operativos policiales del fin de semana dejaron la clausura de 24 locales y 14 fiestas clandestinas

Frente Amplio, PIN y otros partidos dan a conocer fórmulas al Ejecutivo y Legislativo

Oportunidad: Empléate aún tiene 2000 espacios para lograr empleo donde más demanda hay

Costa Rica es el país de la región con el nivel más alto de confianza en el Gobierno según el BID

Si se quería nombrar una mujer por algún asunto de paridad, pudieron asumir por meritocracia real a las mujeres que sí superaron esa nota mínima, el caso de Patricia Vargas, Blanca Iris Salas y Cynthia Dumani. De hecho, Patricia Vargas González fue quien mejor nota logró, con un 96.8%.

Días antes, los mismos diputados vociferaron que Ottón Solís no tenía los atestados suficientes para ser nombrado ante la OCDE, aunque fue comprobado que ese argumento era falso. No obstante, ya no importaba el asunto de los atestados un día después, al realizar este nombramiento.

Solís Fallas renunció hoy al nombramiento ante la OCDE precisamente a raíz de la presión de los diputados de oposición que amenazaron con no aprobar el crédito ante el FMI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *