Diputados anulan aumento de salario pero rechazan eliminar 500 L de combustibles que se les otorga

La moción de José María Villalta tuvo el apoyo de la fracción del PAC y unos cuantos del PLN.

Con 21 diputados de las fracciones del PLN, PUSC y fabricistas (y Carlos Avendaño de Restauración), principalmente, se rechazó una moción para anular el beneficio de los 500L de combustible que reciben los legisladores.

Además, se ausentaron 10 diputados a la votación de esas mismas fracciones, además 6 diputados no fueron a sesionar hoy, entre ellos el precandidato Pedro Muñoz del PUSC. El otro precandidato de ese partido, Erwen Masís, votó a favor de quitar el beneficio del combustible.

En el PLN se partieron aguas, porque Roberto Thompson votó a favor de la moción, pero el otro precandidato, Carlos Ricardo Benavides, lo hizo en contra de quitar ese beneficio.

A favor estuvo toda fracción del PAC, el Frente Amplio y algunos del PLN, junto con Wálter Muñoz del PIN. Siga usted el resultado:

José María Villalta sigue esperando a que sus colegas legisladores le den bola a su iniciativa. La idea del frenteamplista de eliminar los 500 litros pegó con una pared de diputados en contra (21 que votaron en contra y 11 ausentes al momento de la votación).

Anulado aumento salarial

Con la aprobación relámpago de un proyecto de ley, el plenario legislativo frenó el aumento salarial que iban a recibir a partir de este mes. Esto luego de darse por sorprendidos ante la inminente entrada en vigencia de un aumento cercano a los ¢47.000 al mes.

Los legisladores habían aprobado en el plan fiscal una moratoria de los aumentos por costo de vida, pero ese freno se había dado en el 2018, cuando no había pandemia y el covid-19 era un vocablo inexistente entre nuestros políticos.

Fuertes críticas contra propuesta armamentista de Figueres: Ramos y Araya le tiran duro

Welmer Ramos lanza campaña: “Llevemos Costa Rica al mundo”

Renuncia Luis Antonio Sobrado al TSE porque su cuñada es candidata por Patria Justa

Aprueban venta de bienes ociosos del Estado: no rentables o no útiles

Sin embargo, a los legisladores se les fue que el aumento por costo de vida iba a volver a entrar en vigencia de nuevo.

Sin embargo, cuando trascendió que se venía el aumento, la noticia corrió como la pólvora por los pasillos legislativos, y el dicho entre los asesores era que la señal de recibir un aumento muy por encima del de cualquier otro mortal asalariado en el país era una pésima señal.

Ya de por sí, a los diputados se les ve mal por la negativa a eliminar los 500 litros de combustible que reciben cada mes. Por cierto, José María Villalta les recordó a los diputados la tarde de este lunes que podían aprovechar para eliminar ese aumento mediante una moción.

Lo que sí se aprobó fue la iniciativa de ley para frenar el aumento de ¢47.000, que ingresó a corriente legislativa bajo el número 22.516.

Este plan permite que se congele el salario de los diputados se congelen cuando la deuda pública de Gobierno Central supere el 60% del Producto Interno Bruto (PIB) tal y como transcurre en la actualidad.

Con información del medio aliado Pulsocr.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *