Desigualdad salarial en la UCR: Solo un 8% consume lo mismo que la mitad de toda la planilla

En otras palabras, con lo que se paga al 7,7% de la planilla se podría contratar la mitad de una planilla completa de toda la entidad.

Aunque la igualdad y la equidad social, política, de género y económica son discursos de uso común en la Universidad de Costa Rica, en el tema salarial no es así.

Ciertamente, como defiende la UCR, el 49% de sus funcionarios (9 969 personas) ganan menos de 1 millón de colones al mes y solamente un 3% devengan salarios superiores a los 4 millones. Jaime Ordóñez, por ejemplo, además defiende que el 80% gana menos de 3 millones de colones, sin rebajar el descuento por impuestos, caja y renta.

Sin embargo, los datos podrían ir por otro lado si queremos comprender más ampliamente el uso de los recursos de esa entidad estatal.

Según un cuadro, aportado por la misma universidad, menos del 8% (un 7,73%) consume el dinero que el centro educativo destina para pagar casi la mitad de su planilla completa (49%). En otras palabras, con lo que se paga al 7,7% de la planilla se podría contratar la mitad de una planilla completa de toda la entidad.

Este cálculo se hace sin incluir el 27% adicional sobre el salario base que reciben los oficiales de seguridad por sus recargos, ni tampoco otras particularidades temporales como recargos por época o similares.

Los números, por otra parte, nos permiten ver que solo en el pago del 20% de los mejores salarios de la U se va el 50% del presupuesto de pago de planillas.

EDUCACIÓN
Las 12 razones de Jaime Ordóñez
en defensa de las universidades públicas

“Lo que gana el 80% de los dos últimos bloques de salarios (por debajo de 2 millones) debería ser lo que prive y sea generalizado”, expresa el ciudadano David Soto, quien aportó a Culturacr.net estos datos.

Por otra parte, el abogado Omar Jiménez también aduce que la gran mayoría de esos salarios de 1 millón o menos corresponden a profesores interinos con un cuarto o medio tiempo, por eso son bajos.

Por supuesto, estos cálculos son planos y no consideran el aporte cualitativo que podrían tener investigadores y profesores de alto nivel que tiene esa universidad, una de las más prestigiosas del continente. Pero también es cierto que muchos corresponden a jerarcas de alto nivel, como el rector, vicerrectores y decanos.

Como en todo caso, finalmente depende como se quiera percibir.

Toda la información actualizada sobre salarios, planillas, categorías salariales y de puestos de la UCR se encuentra disponible en la página de Transparencia de la UCR.

El conflicto actual

En los últimos días la Universidad de Costa Rica (UCR) les exigió a la Asamblea Legislativa y al Poder Ejecutivo que cumplan con el mandato constitucional y transfieran a las universidades públicas los recursos provenientes del Fondo Especial para la Educación Superior (FEES), sin condicionar su distribución.

El Consejo Universitario realizó un pronunciamiento que pide “corregir el presupuesto de las universidades públicas para que se refleje como un único ingreso en la Partida de Transferencias Corrientes, como corresponde”. Es decir, que ni el Ministerio de Hacienda ni el Poder Legislativo puedan hacer variaciones en el uso de ese presupuesto.

Según la UCR se tergiversó la cláusula cinco del acuerdo firmado con los rectores de las universidad públicas para condicionar el uso de ¢70 000 millones de los recursos asignados al FEES para infraestructura y equipamiento. En la reforma que hizo Hacienda y fue aprobada en la Comisión Especial de Presupuesto en el Congreso, se movieron fondos de partidas y su uso quedó condicionado, asunto que rechaza la casa de enseñanza.

“El Órgano Colegiado fue enfático en aclarar a la comunidad universitaria y nacional que dicha solicitud no elimina ni disminuye el monto asignado para ampliar y mejorar la infraestructura y equipamiento de las universidades públicas, sino que corresponde a la necesidad de que los recursos puedan ser utilizados para atender los diferentes requerimientos de estas instituciones”, informa la misma universidad.

Según el comunicado universitario, “la distorsión que presenta el presupuesto tendría graves repercusiones para el funcionamiento ordinario de estas instituciones en el año 2020”. 

Por otra parte, defienden que vulnera la educación superior pública, al limitar el desarrollo de las diferentes iniciativas que buscan contribuir con las transformaciones nacionales, y cercena de esta manera la función de las universidades como medio de movilidad social”.

La Universidad reconoció que la Comisión de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa corrigió parcialmente este hecho. Sin embargo, la transgresión a lo dispuesto en los artículos 84 y 85 de la Constitución Política de la República de Costa Rica continúa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *