Descubren la estructura maya más grande y antigua hasta ahora

Aguada Fénix se encuentra a unos 850 kilómetros al este de Ciudad de México, en una región que se conoce como las tierras bajas mayas, de las que comenzó a surgir la civilización.

Los arqueólogos han descubierto en México la estructura más antigua y más grande conocida construida por los mayas. Esta elevada área ceremonial hecha de arcilla y tierra fue erigida en el período entre 1.000 a.C. y 800 a.C.

Se trata de una plataforma rectangular elevada que fue hallada en un sitio llamado Aguada Fénix, cerca de la frontera mexicana con Guatemala. A diferencia de otras pirámides mayas en ciudades como Tikal (Guatemala) o Palenque (México) esta estructura no se levantó con piedra, sino con arcilla y tierra.

Este descubrimiento apoya la teoría de que algunas de las primeras estructuras construidas en la región maya eran significativamente más grandes que las construidas más de un milenio después, durante el período clásico (250-900 d.C.), cuando el imperio estaba en su apogeo.

Una imagen tridimensional del antiguo sitio de los maya en Aguada Fénix en México
© REUTERS / TAKESHI INOMATA. Una imagen tridimensional del antiguo sitio de los maya en Aguada Fénix en México

Aguada Fénix se encuentra a unos 850 kilómetros al este de Ciudad de México, en una región que se conoce como las tierras bajas mayas, de las que comenzó a surgir la civilización.

En 2017, los investigadores realizaron un estudio LIDAR que detectó la presencia de alguna plataforma y al menos nueve calzadas que llevaban a ella. LIDAR —la innovadora tecnología láser— se utiliza típicamente desde los aviones para distinguir construcciones bajo el denso bosque bajo sus pies. Desde entonces, los arqueólogos supieron dónde buscar.

Un hombre ataviado con la vestimenta tradicional maya

El arqueólogo Takeshi Inomata, de la Universidad de Arizona en Tucson, quien lideró el estudio, estima que el volumen total de la plataforma —que se eleva a una altitud de más de nueve metros— y de los edificios en la parte superior es de al menos 40 millones de metros cúbicos, lo que significa que es más grande incluso que la mayor pirámide egipcia. También calculó que 5.000 personas habrían trabajado más de seis años únicamente para construirla.

“Creemos que era un centro ceremonial. Un lugar de reunión, posiblemente con procesiones y otros rituales que solo podemos imaginar”, comenta Inomata.

El investigador de la Universidad de Arizona también destacó que este hallazgo, marca un gran cambio en la historia de Mesoamérica, ya que previamente se pensaba que los mayas se habían desarrollado de manera más lenta. Asimismo, algunos especialistas consideraban que esta civilización había adoptado el sedentarismo hasta 350 años antes de Cristo.

Hoy, vista desde lo alto.

“Este tipo de comprensión nos ofrece implicaciones importantes sobre la capacidad humana y el potencial de los grupos humanos. Es posible que no sea necesario un gobierno bien organizado para llevar a cabo este tipo de grandes proyectos. Las personas pueden trabajar juntas para lograr resultados sorprendentes”, consideró Inomata.

Por lo pronto, el estudio explica que Aguada Fénix pudo ser construido durante un periodo de vacío de poder, así como en un momento donde pudieron intercambiarse nuevas ideas, construcciones o estilos arquitectónicos en varias regiones del sur de Mesoamérica.

Los arqueólogos seguirán su investigación en la zona, a la espera de recopilar más información acerca de las áreas residenciales cercanas a Aguada Fénix, una zona que actualmente está cubiertas de ranchos ganaderos y espacios boscosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *