Deporte olímpico: ¡Estamos muy cerca, no volvamos a alejarnos! ◘ Voz propia

Un cuarto, un quinto y un noveno lugar del mundo nos dicen que sí se pueden lograr las medallas olímpicas, pero si empujamos para acercanos…

Una enseñanza fundamental queda de las presentaciones de los extraordinarios atletas costarricenses en los Juegos Olímpicos de Tokio: cada vez estamos más cerca de lograr no una o dos medallas, sino muchas más.

Los casi casi…

Brisa Hennessy estuvo muy cerca de una medalla olímpica en el surf olímpico y ¡quedó como quinta mejor del mundo! Solamente le faltó una buena ola para ganar su heat en la semifinal y llegar al desenlace final.

Luego vino un impresionante Kenneth Tencio que hizo una presentación soñado sobre su BMX y quedó a escasos 0.3 puntos de calificación para obtener una medalla de bronces. ¡Pero es el cuarto mejor del mundo!

Y lo más increíble sería que la velocista Andrea Vargas no pudiera ponerse entre los ocho mejores con diploma olímpico por solamente 00.02 (dos centésimas de segundo). Vargas no clasificó a la final, pero ¡es la novena mejor del mundo en 100 mts con vallas! Y eso es sencillamente impresionante.

Tres atletas costarricenses que pudieron acercarse a la hazaña de las hermanas Poll en natación y brindarle al país una medalla olímpica soñada. Tres gladiadores que hasta hace una semana eran desconocidos en el país hoy están en boca de muchos. Tres “casi casi” que nos dejaron con el grito ahogado, pero con el corazón inflado de orgullo.

Christiana Figueres: José María ‘se olvida de los principios y valores que nos inculcaron nuestros padres’ ◘ Video

Las encuestas son falsificables: aquí le contamos cómo y con qué propósitos – Parte II ◘ Reportaje especial

Insólito: Vicepresidente de Surinam juega en la Concacaf con 60 años y ficha roja de la Interpol

Coaliciones, alianzas y fusiones electorales en política costarricense ◘ Cultura electoral 22

Pero ese orgullo es efímero y puede ser engañoso, porque este país es pequeñito y limitado en sus recursos deportivos, de tal manera que -para las condiciones que tenemos- esos atletas son indudablemente medallistas simbólicos.

Decían los comentaristas que los otros competidores de BMX free style tienen campos de entrenamiento en el patio de sus casas, otros tienen piscinas en sus casas o complejos deportivos de primer mundo. Contra eso compiten nuestros gladiadores, además de la mezquindad de algunos coterráneos.

Otros con menor alcance

Pero no solamente ellos, Leilani Mc Gonagle estuvo cerca de clasificar y por muy poco se quedó atrás, no sabemos lo que pudo haber hecho Cali Muñoz y el yudoca Ignacio Sancho logró ganar el primer combate en una olimpiada en la historia de ese deporte.

La ciclista María José Vargas y el ciclista Andrey Amador también fueron a competir solitariamente en un deporte donde el apoyo de equipo es fundamental. No tuvieron buen desenlace, pero hicieron su esfuerzo. Vargas no pudo terminar y Amador quedó en medio del pelotón.

Luciana Alvarado quedó también en un puesto intermedio del total de competidores, pero se ganó el corazón de muchos al convertirse en la primera gimnasta artística en llegar a unos Juegos Olímpicos e incluso levantar el brazo social de “Black lives matters”.

De qué depende…

La historia se puede construir y cuando se está tan cerca de hacerla en grande, sería muy triste que la dejemos pasar. Es el momento de retomar un gran impulso olímpico en Costa Rica.

Pero eso depende de nosotros como país, como dirigencia, como estado, como empresa privada y como costarricenses. Por supuesto que depende del financiamiento necesario, pero también depende del empeño y convicción de nuevos atletas que se la crean, sin conformismos ni actitudes tercermundistas.

Por supuesto que el estado debe invertir en más infraestructura deportiva, pero la gente debe cuidarla, protegerla y dignificarla ante el vandalismo y los afanes destructivos.

Y, finalmente, como empresa privada. Aquí hay grandes compañías que no dan una peseta por el deporte o la cultura, pero financian actividades de bajo nivel profesional pero que lamentablemente son populares.

Por eso decimos que siempre depende de los costarricenses como calidad humana que este país alguna vez tenga una oportunidad de salir adelante y demostrar de nuevo las luces que, por destellos, aparecen de cuando en vez.

Es la hora de acercarnos más para lograrlo, no de alejarnos en el terreno de la mediocridad conformista.

1 thought on “Deporte olímpico: ¡Estamos muy cerca, no volvamos a alejarnos! ◘ Voz propia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *