Decomisos y prohibiciones por nueva ley genera conflictos entre el Sinac y refugios de animales

Le contamos aquí sobre al menos tres casos conflictivos que se han dado a conocer: Ponderosa en Guanacaste, Ujarrás en Buenos Aires y La casa de las lapas en Río Cuarto.

Una nueva regulación aprobada a raíz de la nueva Ley de Vida Silvestre está causando conflicto con algunos sitios donde se conservaban especies tanto nativas como importadas.

Le contamos aquí sobre al menos tres casos conflictivos que se han dado a conocer. Pedimos una manifestación al Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac), pero aún no tenemos respuesta sobre estos casos.

La Ponderosa, Guanacaste

Primero fue la prohibición para reproducir a las jirafas en la finca turística de La Ponderosa en Guanacaste que generó indignación en redes sociales por un video donde su propietario, David Patey, hace el reclamo público.

Patey reclamó que les obligan a castrar las jirafas si desean conservarlas, o bien sacrificarlas, pero que no es posible reproducirlas, aunque sean especies en peligro de extinción.

La campaña del empresario ha provocado reacciones a favor y en contra: unos consideran que es un negocio que debería prohibirse en el país (el zoológico) porque tienen animales en cautiverio, pero otros consideran que son importantes las fuentes de empleo que se generan y el turismo regional, entre otros argumentos.

Publicado por Ponderosa Adventure Park en Jueves, 24 de septiembre de 2020

Ujarrás, Buenos Aires

Pero luego han salido otros casos, como el decomiso realizado por el Minae y el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) en una finca ubicada en Ujarrás de Buenos Aires, que también ha sido denunciado mediante un video en redes sociales.

En la finca de Ujarrás, según parece, se incumple la nueva legislación para que pueda operar, aunque se ha comprobado que los animales vivían en este lugar en buenas condiciones de cuido y de salud.

Un video de Brunca Tv permite ver el maltrato a los animales que se dio durante el decomiso y que ha provocado también indignación. Según la información se decomisaron “especies silvestres que tenían más de 20 años de vivir en dicho lugar, tales como (venados, saínos, lapas, loras, tortugas, cocodrilos, coyote, boas, avestruces y emús), animales que siempre estuvieron bien cuidados.”

Las imágenes son elocuentes:

Le compartimos también un brevísimo video que Culturacr.net elaboró en 2018 durante un viaje a la finca de Ujarrás, donde este medio pudo constatar que los animales son muy bien cuidados, como se ha dicho:

Las lapas, Río Cuarto

También se ha denunciado el caso del refugio “La casa de las lapas” en el cantón de Río Cuarto de Alajuela, donde las autoridades han exigido encerrar a cerca de 35 lapas para poder recibirlas y reproducirlas, de manera que pueda funcionar como un “zoocriadero”.

En Río Cuarto las lapas andan libres y el propietario del refugio construye nidos falsos para que se reproduzcan y luego puedan volar libres por la Zona Norte.

Álvaro Otoya, propietario del sitio, denunció a San Carlos Digital que se le prohibió hacer los nidos para operar, porque el nuevo reglamento de la nueva Ley de Vida Silvestre establece solamente 3 categorías para funcionar: como zoocriadero, como zoológico o como centro de rescate.

Las cámaras de turismo y comunidades se han manifestado en contra de esta nueva legislación promulgada en el gobierno anterior de Luis Guillermo Solís, porque afecta la conservación de especies y, con ello, la visitación del turista que genera ingresos a las zonas.

Esperamos la respuesta a nuestras consultas realizadas hoy al Sinac mediante su encargado de prensa, Francesco Di Palma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *