Costa Rica y OMS llaman a la solidaridad científica internacional justo cuando EE.UU. se sale de la OMS

Aunque la participación en esta base de datos es voluntaria, el CAP se basa en el entendimiento de que los países se harán más seguros compartiendo y construyendo sobre la investigación de los demás.

Aunque no se puede afirmar que Estados Unidos se sale de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como resultado del anuncio de “Repositorio de Derechos del COVID-19”, pero coincide en fecha.

Ayer el Gobierno de Costa Rica, con apoyo de la OMS inauguraron la iniciativa con un llamado a la acción solidaria y solicitaron a los Estados miembros de la organización, socios y partes interesadas a unirse y apoyar la iniciativa.

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, y el Director General de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, lanzaron el “Repositorio de Derechos del COVID-19” (CAP, por sus siglas en inglés), una plataforma que permite compartir datos, conocimiento, propiedad intelectual y facilitar el acceso equitativo a productos de salud que permitirán salvar vidas contra el COVID-19, se informó.

Lanzamiento del pool o repositorio de acceso a conocimiento del COVID1-9, videoconferencia con el Presidente de Costa Rica Carlos Alvarado Quesada, Casa Presidencial 29 mayo 2020. Foto: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto

En la actividad participaron la primera ministra de Barbados, Mia Mottley; el secretario de estado de Noruega, Aksel Jacobsen, entre otros líderes de la ONU, el mundo académico, la industria y la sociedad civil se unieron para una discusión moderada.

Un día después, el presidente de Estados Unidos Donald Trump anuncia que se retira de la OMS, aunque da razones distintas. Trump alegó que Pekín tiene «control total» sobre esta organización y por esto «ignoraron» sus obligaciones de reportarle a la OMS cuando apareció el coronavirus. Incluso, sostuvo que China presionó al ente global para engañar al mundo sobre la magnitud de la situación.

“China tiene el control completo de la OMS, a pesar de que paga 40 millones de dólares por año. EEUU paga aproximadamente 450 millones de dólares por año», afirmó.

Washington es la mayor fuente de recursos financieros para la organización mundial y su salida podría poner en peligro el correcto funcionamiento de la misma.

«El mundo necesita respuestas de China sobre el virus. Debemos tener transparencia», dijo el mandatario.

El Repositorio

Carlos Alvarado afirmó que “las vacunas, pruebas, diagnósticos y otras herramientas clave en la respuesta al coronavirus deben estar disponibles universalmente como bienes públicos globales”.

Por su parte el Dr. Tedros aseveró que “la solidaridad global es esencial para superar esta pandemia”. Ese llamado fue secundado por el presidente Alvarado.

“Basado en una ciencia sólida y una colaboración abierta, esta plataforma de intercambio de información ayudará a proporcionar un acceso equitativo a las tecnologías que salvan vidas en todo el mundo”, agregó el Dr. Tedros.

Aunque la participación en esta base de datos es voluntaria, el CAP se basa en el entendimiento de que los países se harán más seguros compartiendo y construyendo sobre la investigación de los demás. La idea es “contrarrestar la monopolización del conocimiento sobre COVID-19 por parte de cualquier entidad”.

Los jerarcas pidieron a los fabricantes privados que otorguen una licencia global al Repositorio de Patentes de Medicinas, “el cual extendería el licenciamiento para asegurar la a fabricantes de genéricos de calidad garantizada en todo el mundo”.

Lanzamiento del pool o repositorio de acceso a conocimiento del COVID1-9, videoconferencia con el Presidente de Costa Rica Carlos Alvarado Quesada, Casa Presidencial 29 mayo 2020. Foto: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto

Según se divulgó, hay cuatro elementos claves para la iniciativa:

• Divulgación pública de la investigación de secuenciación de genes.
• Transparencia en torno a la publicación de todos los resultados de ensayos clínicos.
• Alentar a los gobiernos a incluir cláusulas en los contratos con las compañías farmacéuticas sobre distribución equitativa y la publicación de datos de prueba.
• Licenciar cualquier tratamiento potencial, vacuna u otra tecnología a productores grandes y pequeños.

Además de Costa Rica, quien propuso la idea y la conceptualizó, la CAP tiene el apoyo de los siguientes países: Argentina, Bangladesh, Barbados, Bélgica, Belice, Bután, Brasil, Chile, Ecuador, Egipto, Honduras, Indonesia, Líbano, Luxemburgo, Malasia, Maldivas, México, Mongolia, Mozambique, Noruega, Omán, Países Bajos, Pakistán, Palau, Panamá, Perú, Portugal, República Dominicana, San Vicente y las Granadinas, Sudáfrica, Sri Lanka, Sudán, Timor-Leste, Uruguay, Zimbabue y El Salvador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *