Costa Rica tendrá acceso a vacunas contra COVID-19 para más de un millón de habitantes

Gobierno decidió adherirse al mecanismo COVAX-Facility programa coordinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con un aporte de $6.316.560 de compromiso de compra anticipada de vacunas contra el COVID-19.

Dicha alianza le permitirá al país tener acceso a dosis de vacunas aprobadas por los fabricantes para más de un millón de habitantes, cuando estas se encuentren disponibles.

“Con esto estaremos garantizando la protección del derecho a la salud, la cual es un derecho invaluable y es necesaria más para levantar la economía post-pandemia.”, manifestó el Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada.

Asimismo, este pago corresponderá al 30% del precio “promedio ponderado” por dosis que fue fijado por COVAX en $10,55.

COVAX-Facility es liderado por GAVI-Alliance, que es una fundación privada sin fines de lucro, fundada por la OMS, UNICEF, la Fundación Bill y Melinda GATES y el Banco Mundial.

Esta estructura saca provecho de las competencias de sus diversos socios para acelerar el acceso a vacunas, especialmente en los países donde las necesidades son las más importantes garantizando su financiamiento.

Además, este mecanismo se centra en el desarrollo de vacunas contra la COVID-19 y cuenta con la participación de gobiernos, organizaciones de salud globales, fabricantes, científicos, sector privado, sociedad civil y filantropía.

Con esta colaboración global se busca acelerar el desarrollo, producción y el acceso equitativo a las vacunas contra el COVID-19.

Desarrollos 100% nacionales se unen al C-TAP

Por otra parte, Costa Rica pone a disposición de la humanidad los avances tecnológicos para la lucha contra el COVID-19 en el “Repositorio de Acceso a Tecnologías para el COVID-19” (C-TAP), liderado por Alvarado y el Director General de la OMS, que ya cuenta con el apoyo de 41 países y dos premios Nobel.

“Resuena más fuerte que nunca un llamado a trabajar colectivamente por verdaderas soluciones, por acciones conjuntas, que nos permitan, desinteresadamente, reconstruir un mundo donde el derecho a la salud esté universalmente protegido”, expresó el gobernante costarricense.

La C-TAP fue lanzada el 29 de mayo pasado  y busca compartir datos, conocimiento, propiedad intelectual y facilitar el acceso equitativo a productos de salud que permitirán salvar vidas contra el COVID-19.

Aporte de Costa Rica

Plataforma bio computacional para la identificación de inhibidores de proteasa del coronavirus, protocolo para la fabricación de preparaciones inyectables, prototipos de respiradores, máscaras N95 y ventiladores mecánicos neumáticos, son algunos de los avances dados por nuestro país en la lucha contra la pandemia.

De igual forma, la Universidad Estatal de Educación a Distancia de Costa Rica (UNED), puso a disposición la información relacionada con su careta de apoyo nasal.

El Centro Nacional de Innovaciones Biotecnológicas (CENIBiot) ha puesto a disposición dos protocolos de purificación de ARN que contribuyen a la independencia tecnológica, incluida la síntesis interna de nanopartículas magnéticas. Ambos se han compartido con los investigadores en línea y se incluirán oficialmente en C-TAP cuando se obtengan los permisos de salud.

Por último, el Centro Nacional de Alta Tecnología (CeNAT) ha colaborado con un grupo de trabajo de C-TAP con el objetivo de producir pruebas de diagnóstico a gran escala.

¿Está de acuerdo usted con los bloqueos que se realizan en el país?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *