Costa Rica tendrá acceso a vacunas contra COVID-19 para más de un millón de habitantes

Gobierno decidió adherirse al mecanismo COVAX-Facility programa coordinado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), con un aporte de $6.316.560 de compromiso de compra anticipada de vacunas contra el COVID-19.

Dicha alianza le permitirá al país tener acceso a dosis de vacunas aprobadas por los fabricantes para más de un millón de habitantes, cuando estas se encuentren disponibles.

“Con esto estaremos garantizando la protección del derecho a la salud, la cual es un derecho invaluable y es necesaria más para levantar la economía post-pandemia.”, manifestó el Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada.

Asimismo, este pago corresponderá al 30% del precio “promedio ponderado” por dosis que fue fijado por COVAX en $10,55.

COVAX-Facility es liderado por GAVI-Alliance, que es una fundación privada sin fines de lucro, fundada por la OMS, UNICEF, la Fundación Bill y Melinda GATES y el Banco Mundial.

Esta estructura saca provecho de las competencias de sus diversos socios para acelerar el acceso a vacunas, especialmente en los países donde las necesidades son las más importantes garantizando su financiamiento.

Además, este mecanismo se centra en el desarrollo de vacunas contra la COVID-19 y cuenta con la participación de gobiernos, organizaciones de salud globales, fabricantes, científicos, sector privado, sociedad civil y filantropía.

Con esta colaboración global se busca acelerar el desarrollo, producción y el acceso equitativo a las vacunas contra el COVID-19.

Desarrollos 100% nacionales se unen al C-TAP

Por otra parte, Costa Rica pone a disposición de la humanidad los avances tecnológicos para la lucha contra el COVID-19 en el “Repositorio de Acceso a Tecnologías para el COVID-19” (C-TAP), liderado por Alvarado y el Director General de la OMS, que ya cuenta con el apoyo de 41 países y dos premios Nobel.

“Resuena más fuerte que nunca un llamado a trabajar colectivamente por verdaderas soluciones, por acciones conjuntas, que nos permitan, desinteresadamente, reconstruir un mundo donde el derecho a la salud esté universalmente protegido”, expresó el gobernante costarricense.

La C-TAP fue lanzada el 29 de mayo pasado  y busca compartir datos, conocimiento, propiedad intelectual y facilitar el acceso equitativo a productos de salud que permitirán salvar vidas contra el COVID-19.

Aporte de Costa Rica

Plataforma bio computacional para la identificación de inhibidores de proteasa del coronavirus, protocolo para la fabricación de preparaciones inyectables, prototipos de respiradores, máscaras N95 y ventiladores mecánicos neumáticos, son algunos de los avances dados por nuestro país en la lucha contra la pandemia.

De igual forma, la Universidad Estatal de Educación a Distancia de Costa Rica (UNED), puso a disposición la información relacionada con su careta de apoyo nasal.

El Centro Nacional de Innovaciones Biotecnológicas (CENIBiot) ha puesto a disposición dos protocolos de purificación de ARN que contribuyen a la independencia tecnológica, incluida la síntesis interna de nanopartículas magnéticas. Ambos se han compartido con los investigadores en línea y se incluirán oficialmente en C-TAP cuando se obtengan los permisos de salud.

Por último, el Centro Nacional de Alta Tecnología (CeNAT) ha colaborado con un grupo de trabajo de C-TAP con el objetivo de producir pruebas de diagnóstico a gran escala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *