Costa Rica es el país de la región con el nivel más alto de confianza en el Gobierno según el BID

Costa Rica también lidera en los índices que se relacionan con el estado de derecho y algunos servicios públicos.

Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) determinó que Costa Rica ocupa el primer lugar como el país “con el nivel más de confianza en el Gobierno”.

Costa Rica obtiene un 48% frente a Guatemala (46%) y Paraguay (46%) en los primeros lugares de Latinoamérica este año.

Este dato es parte del documento “Panorama de las administraciones públicas en América Latina y el Caribe” que analiza más de 100 indicadores y los compara en todos esos países.

En el caso de “la confianza en el Gobierno este estudio la define “como la creencia de una persona de que otra persona o institución actuarán de manera consistente con sus expectativas de comportamiento positivo”.

Los datos de confianza se derivan de la Encuesta Mundial Gallup (EMG) que tiene una muestra representativa de unas 1000 personas. Es importante conocer que esta encuesta “incluye preguntas
sobre la confianza en las instituciones financieras, el sistema judicial, la policía local, el ejército y el gobierno nacional, así como una pregunta sobre la aprobación del liderazgo político. La pregunta sobre la confianza en el gobierno nacional no diferencia entre los políticos y la burocracia ni especifica qué partes del gobierno nacional se evalúan”.

Esta medición se realiza desde 2007 y Costa Rica ha venido en crecimiento hasta 2018 cuando logra el 48% de confianza.

Costa Rica es también el país con mayor porcentaje en la correlación entre la confianza en el Gobierno y la aprobación del liderazgo político.

La mayor confianza proviene de los adultos mayores de 50 años y la menor se da entre los jóvenes de 15 a 29 años de edad. Es importante hacer notar que estos datos se obtienen en 2019 con base en la encuesta Gallup de 2018, para ser publicados en el 2020 en el informe mencionado.

Estado de derecho

Entre otros indicadores, también el estudio analizar el “estado de derecho”, entendido como “el imperio de la ley se refiere a la idea de que las mismas reglas, procedimientos y principios se aplican a todas las personas y organizaciones, incluido al propio gobierno”, según el estudio, que se basa en esta oportunidad en el “El World Justice Project”.

El 85% de pacientes en UCI no estaban vacunados o tenían esquema incompleto en hospitales de la CCSS

Conteo final: 27 partidos solicitaron inscripción al TSE para presidencia de la República: conózcalos aquí

Un grupo de “Revolucionarias” llega a cantar y contar la historia de Sandra Kauffman al Teatro La Aduana

Informe Covid-19: El lamento más frecuente del año en hospitales: “Debí vacunarme” (y otras noticias)

En este rubro Costa Rica también presenta el índice más alto de América Latina y el Caribe con casi 0.8, seguido de Uruguay y Chile con número levemente más bajos que el país centroamericano.

En el índice sobre protección de derechos fundamentales también Costa Rica lidera el ránking, seguido de cerca por Barbados, Uruguay y Chile. Incluso en la correlación entre la restricción a los poderes de Gobierno y los derechos fundamentales Costa Rica no solamente lidera la lista, sino que además tiene mejores números que el promedio de los países de la OCDE.

Sin embargo, cuando se mide la confianza de los ciudadanos en el sistema judicial y los tribunales de justicia Costa Rica ostenta un segundo lugar. Y no es de extrañar que esa confianza haya disminuido en los últimos años, porque los datos en esta parte son de 2018.

Otros índices

En el campo de satisfacción con los servicios públicos, nuestro país no sale tan airoso, aunque sus números no son negativos y siempre comparte en los primeros lugares de la lista.

En salud, por ejemplo, Costa Rica es el segundo de la región en satisfacción con el sistema de salud, después de Uruguay.

En educación, Costa Rica lidera el índice de satisfacción regional también.

Fuente: OECD (2020), Panorama de las Administraciones Públicas América Latina y el Caribe 2020, OECD Publishing, Paris, https://doi.org/10.1787/1256b68d-es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *