Costa Rica avanza en derechos laborales de los pueblos indígenas Ngäbes

Tras ocho meses de aprendizaje, once inspectores del MTSS podrán realizar sus labores en idioma ngäbare en la región Brunca y en la zona de los Santos.

En Costa Rica existen ocho culturas indígenas (Huetares, Malekus, Bribris, Cabécares, Bruncas, Ngäbes, Térrabas y Chorotegas) distribuidos en 24 territorios indígenas a lo largo y ancho del país, quienes representan al 2,4% de la población total costarricense.

El actual Gobierno, mediante el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), capacitó a su personal en el idioma ngäbere-buglé. “Uno siente que todo cambia”, dice el inspector Cristian Araya al referirse a su trabajo después de haber recibido la capacitación en este idioma.

Por lo general los pueblos indígenas se encuentran en la periferia del Gran Área Metropolitana (GAM), aunado a que la mayoría de costarricenses no conocen sobre su cultura ni su cosmovisión, para los indígenas nativos que estos inspectores del MTSS les hablaran en su idioma les genera más confianza y es un orgullo que su cultura siga creciendo a lo largo y ancho del país.

 “Fue completamente distinto a lo que habíamos vivido antes porque de inmediato sintieron la confianza en nosotros. Automáticamente se acercaron y pudimos atenderlos”, recuerda Araya.

Esta experiencia es uno de los resultados de las capacitaciones que once inspectores del del MTSS realizaron durante ocho meses y que culminó con su graduación el pasado 22 de junio. Durante este período, fueron instruidos por el profesor Edgar Atencio.

Asesinato de líder indígena Jerhy Rivera será llevado a juicio en Pérez Zeledón

Primer año sin 12 de octubre, pero ¿en qué había degenerado esa conmemoración?

Papa Francisco se disculpa con México por atrocidades en la Conquista y ex mandatario Aznar se burla de AMLO por ello

Frase del Bicentenario de Costa Rica en varias lenguas indígenas

Los módulos de este proyecto consisten en aprender el idioma ngäbare en forma conversacional para realizar las labores de los inspectores, que consisten en consultar a los pobladores indígenas sobre su horario de trabajo, tiempos de almuerzo, seguros, pólizas, condiciones en las que habitan, entre otros. Pues para nadie es un secreto que existen casos de explotación laboral contra los indígenas, principalmente por la falta de comprensión del idioma español.

La inspectora Rebeca Arce, quien labora en la zona de los Santos, corrobora lo dicho por Araya. “Pude atestiguar en carne propia que el contacto cambia por completo una vez que uno conoce su cultura. Es más preciso el trabajo que se realiza cuando la persona indígena te escucha saludando en su idioma. Produce una gran emoción y podemos entender más sobre las condiciones en que realizan su trabajo diario”, afirma.

Además del aprendizaje del idioma, los inspectores diseñaron afiches, brochures y cuñas radiales tanto en español como en ngäbare, los cuales circularán tanto físicamente como a través de las radios locales de la Región Brunca.

Por un país más justo. Este proyecto fue impulsado por Ricardo Marín Azofeifa, viceministro de Trabajo del Área Laboral, quien notó en sus primeras giras a territorios indígenas que existía una barrera entre los inspectores y los habitantes de estos territorios.

“Estamos hablando de trabajo decente y respeto de la normativa laboral para todos y todas sin exclusiones de ningún tipo. Damos un paso al frente como institución innovadora con inspectores de trabajo que conocen la cultura indígena de estos pueblos originarios de nuestro país y, a partir de ahora, podremos dar atención óptima a estas personas en su idioma materno”, manifestó.

Esta capacitación para el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social es parte del proyecto Implementando una Cultura de Cumplimiento Laboral en el Sector Agroexportador de Costa Rica, ejecutado por la Fundación para la Paz y la Democracia (FUNPADEM) y Partners of America, y financiado por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos.

Los ngäbetre-bukle son una población indígena transfronteriza que se encuentra dividida en Panamá y Costa Rica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *