Corte Suprema estadounidense anula derecho al aborto en ese país: el legado Trump

El derecho al aborto estaba tutelado por dos resoluciones de 1973 y 1992 en la Corte Suprema de Estados Unidos.

La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos anuló este viernes la protección del derecho al aborto vigente en este país desde 1973, en una decisión histórica que permitirá a cada estado decidir si mantiene o prohíbe este derecho reproductivo.

En lo fundamental, lo que la Corte Suprema establece en este fallo es que la Constitución de ese país no establece ninguna protección al derecho para abortar, por lo que devuelve la autoridad para poder legislar sobre el aborto al “pueblo” y sus “representantes electos”.

Es decir, desde ahora cada estado podrá legislar según su propia legislación y permitir o prohibir el aborto, lo que abre el portillo para que estados conservadores de mayoría republicana lo prohíban (Texas, Michigan, Wisconsin, Arizona), mientras en estados de mayoría demócrata y liberales lo permitan (California, Nueva York).

Como habíamos informado hace un par de meses gracias a una filtración, la Corte Suprema venía preparando ese fallo para anular la resolución previa conocida como “Roe versus Wade”, acordada hace 49 años, en 1973. También anuló otra resolución de 1992, conocida como “Planned Parenthood versus Casey”.

“Es el momento de acatar la Constitución y devolver la cuestión del aborto a los representantes electos de los ciudadanos”, dice el fallo redactado por el juez Samuel Alito en una frase que ya recogía también su borrador, filtrado a los medios en mayo. Alito siempre fue el precursor de esta resolución para eliminar esa protección de derecho al aborto.

La decisión ha salido adelante por mayoría, con seis votos a favor -aunque uno de ellos con una opinión separada- y tres votos en contra.

En efecto, la Corte Suprema de Estados Unidos la componen 6 hombres y 3 mujeres. Sin embargo, una de las tres mujeres se sumó al fallo anti abortista y un hombre al lado de las magistradas pro aborto, entre ellas una de origen latino, Sonia Sotomayor.

“Con pena para este tribunal, pero sobre todo para las millones de mujeres estadounidenses que han perdido hoy un derecho fundamental constitucional, disentimos”, señalaron en la opinión contraria que han firmado conjuntamente Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan.

El presidente Joe Biden había anunciado desde la filtración en mayo pasado que ahora “corresponderá a los funcionarios electos de nuestra nación en todos los niveles de gobierno proteger el derecho de la mujer a elegir. Y recaerá en los votantes elegir a los funcionarios a favor del derecho a decidir este noviembre”.

Hoy dijo que se trata de un “día triste para la corte y el país”. Afirmó que la Corte Suprema norteamericana cometió un “error trágico” y que “la salud y la vida de las mujeres de este país están ahora en peligro”.

Biden acusó a tres jueces conservadores de la medida: “Tres jueces nombrados por un presidente, Donald Trump, están en el centro de esta decisión de acabar con la balanza de la justicia y eliminar un derecho fundamental de las mujeres en este país”, expresó en referencia a los magistrados Neil M. Gorsuch, Brett M. Kavanaugh y Amy Coney Barrett (la otra mujer), tres magistrados caucásicos y conservadores.

El único magistrado de origen afrodescendiente, Clarence Thomas, se plegó a la propuesta conservadora. Fue nombrado por George W. Bush del Partido Republicano.

Con información de Infobae.

Sobre el autor del contenido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.