Contraloría revela que el Ministerio de Hacienda es un desastre de sistemas e ineficiencia

Aunado a todo lo anterior, el ex ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, denunció además recientemente que en esa entidad existen feudos de poder y que la ineficiencia es evidente.

El informe de una Auditoría realizada por la Contraloría General de la República indica que el Ministerio de Hacienda tiene serios problemas en su administración para el registro y funcionamiento de las diferentes partes que lo componen.

Ese funcionamiento errático de Hacienda le impide detectar y atacar la evasión y elusión.

El primer y evidente problema se da porque los registros de contribuyentes en la DGA (Dirección General de Aduanas), DGT (Dirección General de Tributación) y DGH (Dirección General de Tributación) “no están integrados para apoyar la acción conjunta de control tributario, así como (presenta) inconsistencias en los datos de estos registros”, según el informe.

Por otra parte, el informe indica que hay 19.982 registros de contribuyentes cuya fecha de defunción es previa al registro en Hacienda. En total hay 29.769 personas difuntas que siguen inscritas en los registros, un mecanismo para la elusión fiscal.

Pero además en el registro de beneficiarios por exoneraciones hay 153 registros de personas físicas que aparecen como fallecidas en el Registro de defunciones del Registro Civil, de las que 82 tienen una fecha de defunción anterior a la fecha en que fueron inscritos como beneficiarios.

Según la Contraloría, esta situación “le resta confiabilidad y consistencia al registro de contribuyentes inscritos en el RUT (Registro Único Tributario) en el tanto no se registra e identifica esta condición y puede alterar los resultados de posibles análisis de datos, como por ejemplo puede generar una sobreestimación en el cálculo de la tasa de contribuyentes omisos”.

Por otra parte, el informe detecta que hay 42 importadores que registraron importaciones por ¢370.936 millones e impuestos aduaneros pagados por ¢51.078 millones de 2017 a 2019 pero no se encuentran inscritos en el Registro Único Tributario; según la Contraloría “desde estas bases es infructuoso cualquier intento por dar seguimiento a posibles obligaciones tributarias que pudieran derivarse de las actividades de estos importadores”.

Y el asunto sigue en esta auditoría, cada vez con sorpresas peores: se encontraron 9.282 contribuyentes que están inscritos con obligaciones sobre el impuesto “a las ganancias y utilidades”, pero no en el registro como contribuyentes del IVA.

El ente contralor encontró además 60 inscritos que están morosos con Tributación, pero reciben beneficios por exoneración . “Los montos de exoneraciones autorizadas en impuestos aduaneros a ese conjunto de 60 beneficiarios morosos ascienden a ¢17.433 millones y ¢177 millones específicamente en IVA, en dicho período”, reza el informe.

El Ministerio de Hacienda no realiza la labor de control de los beneficiarios de exoneraciones, como corresponde según sus propias políticas.

Aunque Hacienda empezó un trabajo para establecer un “Modelo Conceptual de la Integración Tributaria y Aduanera”, la entidad informó a la Contraloría en un oficio que “esta iniciativa fue suspendida, con el propósito de que forme parte de la agenda para iniciar la obtención de recursos para financiar el proyecto “Hacienda Digital para el Bicentenario” con el fin de no solo mejorar el registro hacendario sino también incorporar las mejoras necesarias que se emitieron en el informe de la evaluación TADAT a finales del año 2019”.

Finalmente, la Contraloría concluyó que Hacienda tiene 10 herramientas informáticas para el control tributario, pero con “un escaso uso y aprovechamiento de estas”. Los datos sobre el uso de estas herramientas, además, no existen o se encuentran solamente por algunos períodos.

Según la investigación, “de los 349 usuarios que realizaron consultas a las herramientas informáticas, 323 (92,6%) no accesó a más de un sistema, 23 (6,6%) consultaron 2 herramientas y solamente 3 usuarios (0,9%) hicieron uso de 3 herramientas, situación que refleja un escaso aprovechamiento compartido de los desarrollos informáticos disponibles a lo interno del área de ingresos para el control tributario integrado”.

Del informe contralor se deduce la necesidad de unificar todas las bases de datos y crear un sistema único de registro donde haya trazabilidad que permita controles más eficientes a nivel tecnológico.

“Este registro debe estar integrado por datos tributarios, aduaneros y de exoneraciones, y los datos identificativos que en él se encuentran deben guardar consistencia para efectos de facilitar la minería de datos y los cruces de información”, indica en sus conclusiones el informe.

Aunado a todo lo anterior, el ex ministro de Hacienda, Rodrigo Chaves, denunció además recientemente que en esa entidad existen feudos de poder y que la ineficiencia es evidente. Chaves ha sugerido reiteradamente que incluso esa ineficiencia podría ser intencional, según intenciones políticas del momento.

El ex jerarca denunció además, en varios programas donde se le ha entrevistado, que Hacienda tiene un gasto excesivo en alquileres porque corresponde a contratos con políticos y empresarios influyentes en el país, cuando ese es un pésimo negocio y esa entidad podría mediante un fideicomiso construir su propio edificio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *