Congreso aprueba mega moción para recorte de 154 mil millones que propuso el Gobierno

Según Cultura las partidas de servicios como viáticos, transporte, mantenimientos, compra de materiales y suministros de oficina son las afectadas para el año 2021.

Una moción de fondo para el recorde de 154.000 millones de colones, impulsada por 43 diputados, fue aprobada esta tarde en el plenario legislativo.

La moción fue votada con 48 votos a favor y 2 en contra de los diputados José María Villalta y Welmer Ramos González.

La moción establece un recorte en el presupuesto ordinario y extraordinario de la República para el 2021 por ¢154.000 millones, según las pautas técnicas que propuso el Gobierno, de manera que no se harán recortes sin criterio técnico como los impulsados por dictamen de mayoría de la Comisión de Asuntos Hacendarios, en particular los recortes propuestos por las diputadas Ana Lucía Delgado, Silvia Hernández, Gustavo Viales y María Inés Solís.

El Gobierno se comprometió, después de los recortes “macheteados” de la Comisión de Asuntos Hacendarios, a realizar una propuesta que permitiera hacer más recortes, pero con un sentido técnico, para no inutilizar o entorpecer las gestiones necesarias del Estado costarricense.

Cultura recupera funcionalidad

Cultura recortará ¢1.500 millones, lo que le permite funcionar adecuadamente, pero con menos recursos para el 2021.

Según el Ministerio de Cultura y Juventud, con esta moción se “permite cumplir con el valor público del Ministerio y sus instituciones, la inversión en el sector cultural mediante fondos concursables y la contratación de servicios y productos artísticos que de trasfondo reactiva y dinamizan el trabajo cultural, oportunidades de promoción de creadores y portadores de tradición y los cientos de encadenamientos que giran en torno al trabajo de los gestores y artistas de todas las disciplinas”.

El recorte anterior, impulsado por la legisladora del PUSC, María Inés Solís, y apoyado por los 3 liberacionistas (Viales, Delgado y Hernández), así como el fabricista Harlam Hoeppelman y el republicano Otto Roberto Vargas, dejaban a la entidad prácticamente inutilizada. El recorte por cerca de ¢4.500 millones eliminaba rubros fundamentales como los fondos concursables, gastos de alquiler para el Sinem, gastos de pago de servicios para bibliotecas y hasta los premios nacionales quedaban inertes.

SONDEO:

¿Considera usted que los diálogos intersectoriales lograrán soluciones viables y exitosas para las regiones y el país en general?
  • Add your answer

Según el Ministerio de Cultura, “con este recorte, el Ministerio de Cultura y Juventud asegura seguir operando y cumplir con su mandato de atención a la ciudadanía, sin el riesgo de cerrar algunas de sus instituciones por falta de servicios públicos, servicios de seguridad y servicios de limpieza. Asimismo, mantenemos la continuidad de sistemas de información que complementan la virtualización y digitalización de servicios que amplían la capacidad de acceso, participación y registros a los derechos culturales.”

Según Cultura las partidas de servicios como viáticos, transporte, mantenimientos, compra de materiales y suministros de oficina son las afectadas para el año 2021.

Este recorte, según la entidad, no interrumpe la atención a la ciudadanía ni el acceso a los bienes y servicios culturales en el territorio nacional, que se ajustan a los mandatos de ley, el Plan Nacional de Desarrollo y la Política Nacional de Derechos Culturales.

Si las elecciones fuera hoy, ¿por qué partido político votaría usted?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *