¿Cómo Rusia provoca lluvia para combatir incendios?

La tecnología para ‘hacer llover’ se empleó, inicialmente, con fines hostiles en la Guerra de Vietnam por parte de Estados Unidos.

Sputnik. Ante los devastadores incendios forestales que asolan la república de Sajá-Yakutia, en Siberia, Rusia ha puesto en acción una aeronave capaz de causar lluvias artificiales para combatir el fuego.

Se trata del An-26 Tsiklon, un avión de transporte en cuyos laterales se encuentran dispositivos capaces de disparar cartuchos explosivos de yoduro de plata. Al entrar en contacto con las nubes, el compuesto químico cristaliza el agua presente en ellas, lo que provoca una precipitación intensa.

Los ‘disparos’ se realizan a una altura de unos cinco kilómetros sobre el suelo. Los cartuchos de entre 75 y 80 gramos se queman en aproximadamente 40 segundos y, luego, liberan productos de la combustión del yoduro de plata. En cerca de media hora, comienza a formarse la lluvia.

Una nube puede contener varias decenas de kilotones de agua, por lo que el uso de la tecnología es extremadamente eficiente en el combate de incendios de grandes extensiones, como es el caso de los observados actualmente en Siberia.

Christiana Figueres: José María ‘se olvida de los principios y valores que nos inculcaron nuestros padres’ ◘ Video

Las encuestas son falsificables: aquí le contamos cómo y con qué propósitos – Parte II ◘ Reportaje especial

Insólito: Vicepresidente de Surinam juega en la Concacaf con 60 años y ficha roja de la Interpol

Coaliciones, alianzas y fusiones electorales en política costarricense ◘ Cultura electoral 22

La tecnología para ‘hacer llover’ se empleó, inicialmente, con fines hostiles. En la Guerra de Vietnam, los estadounidenses emplearon la técnica para provocar fuertes lluvias sobre el país asiático. De esa manera, hacían intransitable las carreteras y provocaban deslizamientos de tierra, lo que dificultaba el transporte de armas y suministros por parte del adversario. El uso de técnicas de modificación climática en conflictos militares se prohibió en 1977.

A día de hoy, el uso de la tecnología para combatir incendios todavía genera cierta controversia. Algunos ecologistas consideran que las lluvias generadas de manera artificial pueden tener consecuencias en el medioambiente. Las autoridades niegan que la tecnología tenga cualquier efecto negativo en la naturaleza.

En este momento hay 166 incendios activos en el territorio de la república de Sajá-Yakutia. Más de 4.900 personas y 867 equipos están involucrados en la extinción del fuego que se extiende por decenas de miles de kilómetros cuadrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *