¿Cómo Rolando Araya le roba la espalda del PLN a Figueres?

¿Le está enmendando la plana Rolando Araya al Partido Liberación Nacional? ¿Se convertirá en el verdugo del partido que alguna vez no le dio la oportunidad que quería?

Esteban Mata y Diego Arce. Pulsocr.com. El golpe político de este fin de semana pone a Rolando Araya, un peldaño arriba en estrategia política por encima de José María Figueres. No solo le robó algunos nombres, prácticamente le robó la espalda del PLN.

Empecemos por lo más importante, una campaña sin dinero, no es campaña, es un acto de fe.

Y  si bien es esperable que Figueres tenga la cintura y el juego de piernas para conseguir recursos, lo cierto es que Araya fichó en su fórmula a uno de los más hábiles financistas verdiblancos: Orlando Guerrero.

El empresario, extesorero de la campaña de Johnny Araya, conoce las fortalezas y debilidades de Liberación Nacional, justo en uno de los temas más sensibles en un proceso electoral, la transparencia de los recursos.

No se trata además de un financista, si no de un organizador territorial que conoce al dedillo qué esperan y qué quieren los sectores empresariales cercanos al PLN.

Así como Guerrero decide ahora remar con Araya, no será raro comprender que habrá financistas del PLN que ahora se quieran cambiar de acera.

¿Y por qué?

Al PLN le sobra gente haciendo fila por una oportunidad en puestos de elección popular. Su robusta complexión territorial provoca que, ante la dispersión de liderazgos, salga a la luz nombres múltiples para espacios limitados.

Estos son las candidaturas del PLN hasta el momento

Nueva compra de vacunas contra Covid-19 permitirá la inmunización a niños de 5 a 12 años en 2022

Aunque Álvarez Desanti negó haberlo negociado, su hija quedó designada en segundo lugar por San José

Ramos anuncia sus candidaturas: ex director del CNP, ex precandidata y alcalde Turrialba destacan

Hay más bocas que pan. En resumen, no caben todas las urgencias juntas, ni hay sillas ni espacios para tanta persona que asegura sus liderazgos.

Lejos de esto, la propuesta de Rolando Araya abrió espacios para estos liderazgos que no tenían espacios. Y en una esquina, mirando como se desmorona la estructura del PLN.

Dragos Dolanescu, quien puso el Partido Costa Rica Justa al servicio de Araya, aplaude como un carajillo travieso que mira, cómo crece su proyecto político a cuestas de un partido que, en el papel, socialdemócrata, migran hacia sus tiendas de raíz mariachi.

A Kattia Rivera, la presidenta del PLN, no le queda más que normalizar la violencia que está sufriendo la base partidaria que representa.

Porque está claro que este artículo no trata tan solo de la dirigencia del PLN en San José, la herida es mucho más profunda.

Mientras el mismo Guerrero afirma que se siente más en el PLN con Araya que en el PLN con Figueres, decenas de militantes en distintos puntos del país le dicen chao al hijo del caudillo.

La excandidata a vicealcaldesa de Montes de Oca por el PLN, Ruth Linares, va de candidata a diputada por San José.

El exasambleísta Omar Rojas Donato también se pasó de acera, para optar por una diputación con Araya.

Lo mismo hizo el exdiputado ramonense Michael Arce, y la funcionaria legislativa Kathleen Quirós, quien apoyó a Carlos Ricardo Benavides ahora figura como primer lugar por Puntarenas en la papeleta de Costa Rica Justa.

A ellos se suman los exdiputados Aracelly Segura, Irma Morales quien iría por Cartago en una diputación; además de Marta Campos y Pamela Barrantes de Heredia.

En Guanacaste también se dio salida de dirigencia, según reporto el portal elmundo, señalando a Dagoberto Guillén, Grettel Sánchez .

Si a esto sumamos al exfiscal general del PLN, Juan Alberto Corrales, al dirigente josefino Ricardo Castro, sin contar con el hecho de que Figueres perdiera su mano derecha en comunicación, el periodista José Peña Namoyure.

Malos tiempos para un PLN que ahora tratará de presentarse como algo nuevo, mezclado con algo viejo, lleno de parches nuevos y liderazgos ya conocidos que tienen como tarea amarrar lo que queda de la carga en medio de la marcha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *