CNP y productores desmienten ataques en su contra

Además refutaron los “mitos” técnicos del informe del MEP que consideran no confiable.

Ovidio Vargas. Representantes del Consejo Nacional de Producción (CNP) y proveedores del PAI desmintieron las publicaciones en su contra sobre supuestos alimentos en mal estado y grandes corporaciones que controlan el mercado de los comedores escolares, notas que proliferan mientras la diputada Yoleny León revive el proyecto de ley para reformar la institución.

La iniciativa de ley plantea reformar el artículo 9 de la ley orgánica del CNP con el fin abrir el mercado del Programa de Abastecimiento Institucional, esto permitiría el ingreso de importadores y grandes cadenas, dejando en una competencia desigual a los pequeños y medianos productores.

Durante el programa Charlemos de Radio Actual, la productora Roxana Segura, el gerente de mercadeo del CNP, Oscar Quirós y el presidente ejecutivo de la entidad, Ángel Jiménez, se encargaron de desmentir las publicaciones hechas por diferentes medios.

Tras la publicación de las 187 quejas de centros educativos que reclaman productos en mal estado la productora Roxana Segura indicó que todos los productos fueron cambiados en orden y tal como establece el protocolo.

Si el producto por alguna razón no cuenta con la normativa de salubridad de la institución, el suplidor está obligado a cambiarlo en un plazo menor a 24 horas.

Añadió que según las estadísticas mostradas por el MEP durante el 2019 y 2020 existieron más de 400 quejas que al compararse con las entregas representan un 0,002% de discrepancias, las cuales abarcan no solo inocuidad, sino atraso en entregas y otras problemáticas.

CNP y productores desmienten ataques en su contra

Welmer Ramos interpela a candidatos presidenciales sobre ataques al PAI del CNP que afectan a agricultores

Aprobada Ley para legalizar cannabis medicinal y cáñamo para uso alimenticio e industrial

Diputados molestos exigen a Contraloría investigar precios de proveedores privados a escuelas

Oscar Quirós indicó que durante el 2020, tras el inicio de la pandemia, se cambia la forma de trabajo que se llevaba usualmente, mientras se realizaban entregas de una o dos veces por semana en volúmenes menores, se pasó a llevar paquetes a las instituciones una vez al mes con mucha más cantidad de alimentos.

Quirós añadió que hasta el momento no existen reportes de un niño que haya consumido un producto contaminado, ya que se proveía cámaras de frío y hieleras a las escuelas en el caso de cárnicos para que el producto pudiera aprovecharse con todos sus nutrientes, inocuo y sin ningún riesgo para la salud.

“Mitos” del informe del MEP

El presidente ejecutivo del CNP, Ángel Jimenez, afirmó que el estudio carece de criterios técnicos, ya que fueron realizados a través de googleforms y que se basaron en la opinión de las juntas educativas, sin tomar en cuenta una base de datos, ni las certificaciones de un contador públicos, que tiene el Consejo de Producción.

Jiménez añadió que el informe se contradice, al dar a conocer que no inconfromidades desde proveedores privados mientras que en uno de los gráficos se detalla 62% de quejas en las entregas. Razón por la cual a su criterio el informe “no es confiable”.

Además desmiente que exista un 30% de empresas grandes que dominan al mercado, sobre las grandes empresas estas se deben a los pocos productores que sean nacionales y pueden adaptarse a los requisistos como los son Roma (pastas), Dos Pinos (distribución de leche en tetra-brick), Sardimar (atún) y Montecillos.

El programa completo lo puede revisitar en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *