Candidato a alcalde de Abangares: el peligro de mezclar religión con política ◘ Opinión

El caso del candidato a alcalde de Abangares nos presenta la convergencia de seis factores, todos muy graves, en el tema de religión y política.

Abel Víquez, autor.

Abel Víquez. El candidato a la alcaldía de Abangares, Gerardo Cascante Suárez, fue condenado en el 2013, después de un largo proceso a 4 años de prision de los cuales cumplió solo 2 años en la cárcel, según él, “gracias a un milagro”. El motivo: abuso sexual contra una menor de 10 años de edad (2008). Detalles aquí.

Actualmente su propuesta para la alcaldía es la conformación de un “ministerio de reconciliación o concejo espiritual “Ad honoren” integrado por pastores, curas y “cristianos” de todas las denominaciones para dirigir el destino municipal y político de Abangares.

Por otra parte, la base de su propuesta es preparar a la población para el fin del mundo:

“Cuando salí (de la cárcel) me hice ese ministerio que lo que pretende es ir preavisando a la gente de que el final está cerca, esa fue la visión que yo tuve”, dijo el “político” a La Voz de Guanacaste. 

En mi opinión, la convergencia de seis factores, todos muy graves, nos confrontan:

  1. Un convicto, Cascante Suárez, “tiene probado legalmente un delito, aunque no lo haya confesado” por abuso sexual contra femenina menor de 10 años. En otros países les colocan una tobillera especial con fuertes restricciones y totalmente prohibido acercarse a menores de edad, su nombre es publicado a nivel nacional (EUA) y son considerados depredadores sexuales. Situación que por sí misma debería debería incapacitarlo como candidato a la Alcaldía.
  2. El de suma importancia publicar, a la brevedad posible; el nombre de los pastores y curas que lo acompañan en su “ministerio” y formarán parte de ese “consejo espiritual municipal “Ad honoren”. Los votantes exigimos y tenemos el derecho conocer esos nombres.
  3. Su idea del fin del mundo, la venida pronta del Dios, “sus visiones” (posiblemente también debe escuchar voces) y “preparar” a las personas para esa “catástrofe”, me recuerda cierto tipo de esquizofrenia paranoide de tipo religioso o enfermedad mental; por cierto, también característica de algunos de nuestros políticos actualmente.
  4. La peligrosa mezcla de antecedentes penales graves, política, religión y enfermedad mental me hace sonar las alarmas de una persona lábil emocionalmente capaz de arrastrar otras y otros iguales o parecidos a él en su “aventura” para salvar almas frente al fin del mundo.
  5. Desafortunadamente no es la única persona involucrada en la política nacional con esas características.
  6. Piense, razone, estudie, enfrente a sus candidatos, escuche los debates, su voto es muy valioso para las próximas elecciones municipales y de una vez que le sirva de experiencia para las presidenciales del 2022.

LEA TAMBIÉN:

1 thought on “Candidato a alcalde de Abangares: el peligro de mezclar religión con política ◘ Opinión

  1. Yo por eso no creo tanto en la política como en el periodismo en este país, “Todos se cobijan con la misma cobija” hacen lo que sea por ver y divulgar lo que hacen los demás, pero lo de ellos se lo dejan bien guardadito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *